• Regístrate
Estás leyendo: Celebración y luto por Cristo en las calles de Viesca
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 20:34 Hoy

Celebración y luto por Cristo en las calles de Viesca

La representación del dolor y fe por la muerte del hijo de la Virgen, es representado de manera visual y musical en uno de los Pueblos Mágicos de Coahuila.

Publicidad
Publicidad

En Viesca, uno de los 6 Pueblos Mágicos de Coahuila, culminó este Viernes Santo la conmemoración de la Pasión de Cristo a manera de luto con la procesión del silencio.

“Con el mayor de los respetos que se merece nuestra Virgen Santísima vayamos en completo silencio, hay un dolor fuerte que compartimos con ella, es un momento de reflexión y silencio”, dijo el párroco Martín Valadez Delgado al iniciar.

[OBJECT]Como cada año, el ritual de la fe cristiana que indica la tristeza que tiene la iglesia al ver a Cristo muerto, dio inicio alrededor de las 07:00 de la tarde partiendo desde la parroquia Santiago Apóstol.

En la entrada del templo cientos de personas esperaban ansiosos la salida de la virgen dolorosa para poder capturarla con sus dispositivos móviles.

La banda de guerra Legión Madero encabezaba la peregrinación preparando trompetas y tambores.

Sonadas las trompetas, el ritmo pausado que marcaban los tambores a un son fúnebre, armonizaba el recorrido de las 20 cofradías que portaban túnicas negras, rojas y blancas simbolizando a los penitentes que tienen su origen desde el siglo XV en el sur de España.

Donde por penitencia debían cubrir su rostro e ir detrás de las imágenes para expiar sus culpas y pecados.

Detrás los seguían 30 mujeres dolientes y piadosas de la comunidad de Viesca y los cientos de feligreses que decidieron culminar su Viernes Santo en un ambiente triste pero sereno brindándole el pésame a la madre de Dios.

El recorrido era conmemorado por algunos altares afuera de los hogares en el centro de la ciudad como el de doña María, quien cada año adorna para esta celebración una imagen de la Virgen mostrando el rostro de sufrimiento con veladoras, flores y telas de color negro y morado propios del tiempo litúrgico.

Una voz suave y dulce dirigía las oraciones que de manera muy diluida apenas llegaba al último feligrés de la fila.

[OBJECT]“Sacaron a mi Jesús a padecer por las calles con una pesada cruz caminando hacia el calvario”, cantaban los Cardencheros de Sapioriz al finalizar cada misterio con voces que transmitían agonía y revivían el sentimiento que la virgen sintió al ver a su hijo morir en la cruz.

El último misterio acabó en la iglesia, donde la fila para la adoración de Jesucristo y su cruz continuaba sobresaliendo de las puertas parroquiales.

La Camerata de Coahuila estuvo presente deleitando a los asistentes al término de la peregrinación, además de disfrutar de los distintos corredores en la plaza como el de artesanías y gastronomía, en los cuales podían adquirir algunos recuerdos y platillos típicos de la región.

rcm

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.