Aprovechan vacío en la cultura para exponer galerías

Para crear un museo se requiere de la participación del gobierno, y de que la sociedad esté interesada en el arte, indicó el historiador, Octaviano Rangel.
Piezas de So Fine Arts, galería nómada.
Piezas de So Fine Arts, galería nómada. (Karen Quevedo)

Tampico

La falta de interés por parte de los gobiernos en impulsar el arte y la cultura ha ocasionado que inversionistas privados creen sus propios museos y compitan con los pocos museos establecidos, señaló el historiador de arte, Octaviano Rangel.

Comentó que el arte ha dejado de ser solo un valor espiritual y cultural, se ha convertido en una inversión y una manera de demostrar que se tiene buen gusto, marcar el estatus económico y cultural de la sociedad, por lo que aquellos que cuentan con los recursos económicos invierten en el desarrollo de sus propios museos.

Te recomendamos:DuoTag participa en festival internacional de graffiti

El experto en arte, indicó que es en Estados Unidos, Europa, Rusia, China, Japón, donde se están dando estas grandes inversiones, situación contraria a lo que sucede en México, puesto que en el país la cultura queda en último lugar, y los sitios en donde se puede expresar el arte en sus diferentes fases, son utilizados con otros fines.

“Actualmente hay una fiebre de coleccionistas privados de crear sus propios museos, todo esto está cambiando todo lo que es el mundo de la arte en términos de competencia con museos establecidos, está cambiando las decisiones de tomar esos museos en términos de crecer, y también la competencia entre ellos mismos, el arte se ha convertido en una inversión”, expresó.

Dijo que claro ejemplo, es la situación en la que se encuentran las casas de la cultura, las cuales son utilizadas para impartir cursos de costura, corte de pelo, entre otros, dejando de lado la finalidad con las que fueron creadas, debido a que solo son un proyecto gubernamental y a la hora de aportar recursos, el arte es descartado.

Comentó que la mayoría de los museos que existen en México, son enfocados al arte nacional, no ven más allá de los artistas mexicanos que existen, por lo que los nuevos artistas se centran en el tipo de arte que ven, por lo que hace falta mayor visión.

“Nunca hemos tenido el interés, nunca tuvimos el dinero, o coleccionistas interesados en ese tipo de arte, en México lo que se da es un monopolio de lo mexicano, nos encanta regodearnos en el valor de Frida y de Diego en lugar de ver al exterior, para los artistas jóvenes es importante que puedan ver arte de otros países, artistas de otro mundo”, expuso.

El historiador señaló que para crear un museo se requiere la participación del gobierno, que la sociedad esté interesada en el arte y coleccionistas privados interesados en donar obras e impulsar proyectos, pues al no existir alguno de estos tres implicados no podría funcionar como tal.

Comentó que los proyectos se queda a medias, debido a que se inicia por los intereses políticos del gobernador en turno, para después desecharlo o no darle el mantenimiento o aplicar los recursos necesarios para que se lleve a cabo el funcionamiento para lo que fue hecho.

Te recomendamos:De Chontla a Europa, el Surrealista de la huasteca 

“Aquí en México se da mucho, es el gobierno el que empieza esos proyectos como una manera de vanagloriarse, de aumentar su reputación, si no tienes estos tres elementos, gobierno interesado en impulsar el arte, sociedad interesada y coleccionistas privados, porque si no se quedan simplemente en proyectos gubernamentales, que cada sexenio están en peligro de que algo pase, de que cierren, las casas de cultura dan clases de corte y confección, de corte de cabello, y que no tienen recursos porque es un proyecto gubernamental”, concluyó.


ELGH