Casas afectadas en Barrio Antiguo tienen valor en catálogo

Las construcciones de las calles Padre Mier y de Morelos fueron clasificadas con un valor "alto" y "medio", en el Catálogo de Inmuebles con Valor Histórico y Artístico de la Zona Protegida.

Monterrey

Las dos casonas donde se construye un próximo mercado en el Barrio Antiguo, fueron calificadas con una relevancia "alta" y "media" dentro del Catálogo de Inmuebles con Valor Histórico y Artístico de la Zona Protegida.

El documento fue elaborado por la Secretaría de Desarrollo Sustentable y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, con apoyo del Instituto Municipal de Planeación Urbana y Convivencia (Implanc), en 2013.

Este catálogo indica que tiene como objetivo "cuidar y revalorar lo que al presente aún conservamos de este patrimonio cultural colectivo", como indica en su introducción.

Las construcciones de las calles Padre Mier y de Morelos fueron clasificadas con un valor "alto" y "medio", respectivamente, en dicho catálogo.

Ambas casonas ya fueron afectadas con la construcción de lo que pretende ser un corredor comercial, nombrado hasta el momento como "Mercado Barrio Antiguo".

La casona marcada con los números 860 y 850 oriente de la calle Padre Mier recibió un "valor alto" de conservación en la ficha, marcada con la clave de identificación ID: 055-17.

Su importancia radica, a decir de la ficha, en su estilo Decó, además de formar parte de un conjunto habitacional de tres casas construidas bajo la misma factura. Se le considera como una construcción levantada hacia la década de los 20.

Esta vivienda también había sido registrada dentro de un catálogo de construcciones relevantes realizado por el Consejo para la Cultura y las Artes del Estado (Conarte).

Por los trabajos del mercado la mitad de su fachada fue demolida así como su interior, mismo que ya estaba altamente afectado por los continuos usos que se le dio al inmueble.

Con un menor grado de importancia se clasificó a la vivienda marcada con el 835 oriente de la calle Morelos. A esta vivienda se le clasificó con un valor de conservación "medio", debido a sus múltiples alteraciones en su fachada.

Se le consideró como un inmueble de arquitectura neoclásica levantado sobre los primeros años del siglo XX, donde además se indica en el catálogo que muestra un alto grado de modificación. Se le registró con la ficha ID: 055-03 y también fue catalogada por el Conarte.

En esta construcción los trabajos apenas están por comenzar, sin embargo en el plan original del mercado se pretenden demoler toda la fachada para dar paso a un diseño contemporáneo que privilegia el uso de una estructura de metal y vidrio.

Este catálogo fue el primer ejercicio emprendido por el estado y el municipio para la llamada regeneración del sector Barrio Antiguo, donde también participaron instituciones como Conarte y la delegación estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).