En riesgo, restauración de la casa de Carmen Romero

Pese a que fueron autorizadas por el INBA, las obras en Tonalá 20 han sido entorpecidas debido a la oposición de los vecinos.
Ejemplo notable de arquitectura ecléctica.
Ejemplo notable de arquitectura ecléctica. (Especial)

México

En el número 20 de la calle de Tonalá, en la colonia Roma, donde habitó quien fuera el primer gobernador de la Ciudad de México, el general Eduardo Iturbide, y donde pasó sus últimos días la señora Carmen Romero Rubio y Castelló, esposa del general Porfirio Díaz, se realizan trabajos de restauración, luego de que el INBA otorgara la autorización correspondiente, dado que está catalogada como monumento artístico.

Es una joya arquitectónica que representa una forma artística de la arquitectura mexicana de principios del siglo XX y, como tal, constituye un ejemplo notable de la corriente denominada arquitectura ecléctica producida durante la época del Porfiriato.

Para poder realizar la restauración, los actuales propietarios solicitaron la autorización del INBA, la que les fue concedida en febrero del 2014. Pero un grupo de vecinos se opone a los trabajos alegando que no cuentan con los permisos correspondientes.

MILENIO consultó a las autoridades del INBA, las cuales confirmaron que los propietarios efectivamente presentaron un proyecto de restauración a su Dirección de Arquitectura, instancia que avaló y otorgó un permiso con un año de vigencia para la restauración del inmueble.

Los propietarios de la casa dicen que "hoy esta fuente inagotable de historia es otra vez blanco de las agrupaciones de vecinos que buscan poner fin a los trabajos de conservación, restauración y rehabilitación de los espacios interiores y exteriores del monumento artístico que el INBA autorizó desde febrero del 2014".

Lamentan que Tonalá 20, como muchas otras casas catalogadas por el INBA, "corren el riesgo de ser abandonadas y sufrir el deterioro del tiempo, toda vez que son asediadas por personas que engañan a los comités vecinales y los provocan para que éstos a su vez ejerzan presión sobre las autoridades con el fin de que promuevan clausuras en inmuebles catalogados".

"Es una extraña paradoja que, en el discurso, las políticas de cultura, conservación y desarrollo urbano protejan estas expresiones artísticas, pero que, en la práctica, el empoderamiento de vecinos las pone en riesgo".

Suntuosidad

El inmueble, que tiene dos niveles, presenta una fachada en cantera con diversos elementos: un alto rodapié con entrecalles, decoración de vanos, balaustrada y un acceso en arco de medio punto de doble altura.

La casa cuenta con un suntuoso baño con tina, ambos forrados en azulejos, y es testigo del lujo con el que fue construida esta casa.

Esta casona fue construida por el general Eduardo Iturbide, quien en 1914 fue el primer gobernador de la Ciudad de México. De acuerdo con los anales de la historia, a él se debe la firma de los Tratados de Teoloyucan, el 13 de agosto de 1914, con el que se evitó que los habitantes de la Ciudad de México conocieran las crudezas de la Revolución, ya que se acordó la salida pacífica del Ejercito Federal, lo que puso fin al gobierno de Victoriano Huerta.

Además, en esta casa también vivió María Fabiana Sebastiana Carmen Romero Rubio y Castelló, esposa del general Porfirio Díaz, ex Primera Dama de México, quien era tía de Teresa Castelló Iturbide, quien en este domicilio estableció su residencia a su regreso de Europa, y aquí fue donde falleció.

Los dueños de esta joya solicitan el apoyo del INBA, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda y de la Delegación Cuauhtémoc para velar por el patrimonio artístico y cultural, y así poder continuar con su restauración.