“La mejor carta de presentación es el trabajo”: Cristina Kahlo

Cristina Kahlo es fotógrafa de tiempo completo. “Le dedico mi vida”, asegura la descendiente del también fotógrafo Guillermo Kahlo y sobrina-nieta de Frida. 
Cristina
(Claudia Guadarrama)

Ciudad de México

Asidua de los procesos artesanales de impresión y revelado, la artista expone actualmente la serie Marco Polo es metáfora, en la Galería Patricia Conde.

Su trabajo filtra su gusto por las matemáticas.

De niña no me gustaban nada. Una maestra me dijo: “Nunca vas a poder con las matemáticas”. Las padecí en la secundaria y preparatoria pero apenas descubrí la geometría tomaron sentido.

Marcus du Sautoy dice que la geometría es belleza…

Platón decía que quien no supiera de geometría ni se presentara a su academia. Las formas geométricas son bellas.

Viniendo de una familia de fotógrafos, ¿qué pensaba Frida de esta disciplina?

Es curioso porque ella misma hizo fotografía, incluso en los hallazgos de hace poco, en 2007, hay tres o cuatro placas con su firma. Creo que en un momento se cuestionó sobre dedicarle más tiempo. Además hay una carta escrita por Frida y dirigida a Francisco Díaz de León, entonces director de las escuelas al aire libre, donde menciona que mi papá a los 16 años quería ser fotógrafo y casi le pedía que lo persuadiera para que se dedicara a otra cosa porque era un arte muy difícil.

¿Cuánto pesa el apellido Kahlo?

Es complicado. A lo mejor al principio te abre puertas y te dejan exponer una fotito, pero si tu obra no tiene nada qué decir no sirve para nada el apellido. La mejor carta de presentación es el trabajo.

¿La fotografía gana o pierde con lo digital?

Gana en términos de inmediatez pero sí me preocupa que perdamos de vista la impresión de las imágenes. Cambiaron los medios de difusión, hoy todo está en las redes sociales, pero al cabo de los años tendremos muchos documentos perdidos. Si pierdes el teléfono, no solo pierdes los contactos, también las fotografías. Como artista me interesa la conservación de la imagen histórica por eso siempre recomiendo que impriman cinco o seis fotos del evento o sesión.

¿Toma fotos con el celular?

Pocas, pero sí tomo. Uso el teléfono para cosas que quiero recordar, nunca las imprimo y creo que no exhibiría nada tomado con el celular, es más como un recuerdo porque se que es vulnerable.

¿Instagram hace artística a una fotografía?

Es interesante y divertido. En realidad el arte puede ser cualquier cosa siempre y cuando tengas creatividad.

El arte puede ser cualquier cosa pero no cualquier cosa es arte…

Cierto, con creatividad puedes hacer arte. El artista trabaja ideas y sentimientos, pero es un circuito que se completa hasta que lo ve el espectador.

¿En su trabajo que hay más, emoción o ideas?

Las dos cosas porque las imágenes surgen a partir de un trabajo intelectual y sensitivo.

¿Es verdad que en la fotografía echando a perder se aprende?

Tengo una serie de polaroids que en sí misma es imperfecta. El error la hace única y por tanto es el elemento sorpresa.

Me dijeron que es buena para el danzón…

Tengo una serie dedicada al danzón gracias a la que gané el Premio Nacional a la Difusión y Preservación del Danzón. Empecé a bailarlo, parece sencillo pero es muy complicado, nada más me sale uno que otro paso.

****

Nació en 1980 en la Ciudad de México. Estudió en la Escuela Activa de Fotografía y en el Centro de Enseñanza de la Imagen, en Madrid. Ha expuesto en la Galería Bröetzinger Art de Alemania; en la Universidad de Guanajuato; en Espace Insight, en Estrasburgo, Francia; y en el Museo Nacional de San Carlos.