La carne no produce cáncer, sino lo que le agregan: Cofepris

El Consejo Mexicano del ramo señala que países con alta esperanza de vida son grandes consumidores.

México

Rocío Alatorre, comisionada de evidencia y manejo de riesgos de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), afirmó en entrevista con MILENIO que consumir carne no provoca cáncer, sino que hay substancias que se le agregan cuando es procesada que elevan el riesgo de tumoración, pero no es seguro contraer la enfermedad por comerla.

Sobre la carne roja, destacó que la evidencia de que aumente el riesgo de cáncer es limitada, por lo que, afirmó, su consumo es seguro aunque "debe ser racional.

"No es que la carne ni los productos provoquen la enfermedad", comentó, sino que existe la probabilidad de que durante su elaboración se ingresen sustancias que elevan el riesgo.

La OMS, aseguró, alerta para que "las autoridades regulatorias vigilemos que durante la elaboración de estos productos no se añadan o generen esas sustancias".

Alatorre aseguró que está "perfectamente regulada, prohibida o restringida la utilización de sustancias que han dado positividad de cáncer en otros estudios".

Explicó que "los nitritos y nitratos, que son los compuestos que más tienen evidencia de que pueden ser carcinogénicos y están limitados en la regulación mexicana".

La funcionaria abundó que en el sitio oficial de la comisión existe una lista con los productos que están prohibidos en la elaboración de productos alimenticios.

"En la página de la Cofepris se puede encontrar un listado de sustancias respecto a los productos prohibidos en la elaboración de productos, pero no solo en carne y embutidos sino en todo lo que se pueda comer", dijo.

Desestiman el dictamen

El Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne) resaltó ayer que la nueva clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los riesgos cancerígenos de las carnes rojas y los productos cárnicos procesados no valora estudios que prueban que no existe correlación entre la enfermedad y el consumo.

La organización señaló en un comunicado que la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por su sigla en inglés), de la OMS, "ha establecido que incluso respirar aire, sentarse al lado de una ventana asoleada, beber café y vino, comer alimentos asados y hasta aplicarse sábila posee cierto riesgo para padecer cáncer".

Comecarne, integrado por alrededor de 40 empresas, destacó que científicamente se ha probado que el cáncer "es una enfermedad compleja y multifactorial", fruto de varios elementos como el ambiente, la genética o la alimentación, y que "se sabe, por otro lado, que ningún alimento por sí solo causa esta enfermedad".

El organismo también resaltó la contradicción de que la propia OMS ha recomendado el consumo de carne para hacer frente a "las condiciones de nutrición comunes, especialmente en los países en desarrollo".

Por último, destacó que en países como España, Francia e Italia, con una esperanza de vida de las más altas del mundo, son grandes consumidores de carnes frías.

La OMS alertó ayer que la carne procesada es carcinógena para los humanos, mientras que la carne roja "probablemente" también lo sea.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]