Oncólogos piden que el cáncer gástrico se integre a Seguro Popular

Los médicos destacan que se trata de una de las cinco neoplasias malignas más frecuentes.
Jaime de la Garza es uno de los líderes del movimiento.
Jaime de la Garza es uno de los líderes del movimiento. (Juan Carlos Bautista)

México

Un grupo de 30 oncólogos, entre los que se encuentran integrantes del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), encabezado por Jaime de la Garza y Germán Calderillo firmó una carta abierta para solicitar al gobierno federal que incluya en el Seguro Popular la atención gratuita de cáncer gástrico.

Durante la Reunión Nacional de Priorización de Cáncer Gástrico, los médicos solicitaron en la misiva trazar la ruta de acción para que dentro del Programa Integral de Cáncer, que se encuentra en proceso de elaboración, se incluya el gástrico por ubicarse entre las cinco neoplasias malignas más frecuentes y mortales.

Argumentaron que el padecimiento afecta a la población económicamente activa que está en el rango de edad de 45 a 60 años, y afecta a todas las regiones del país, mostrando alta mortalidad en el sur y mayor incidencia en el norte.

La carta contiene argumentos científicos entre los que se encuentra que 60 por ciento de los casos diagnosticados se detecta en la última fase, con un promedio de vida de siete meses.

Sugirieron un tratamiento integral del padecimiento, con base en una perspectiva médica y un análisis a partir de cuatro puntos: epidemiología, abordaje médico y quirúrgico, así como cuidados paliativos y calidad de vida.

Entre las conclusiones registradas en el contexto del evento, se encuentran la urgente necesidad de elaborar una Norma Oficial Mexicana para la detección temprana y tratamiento del cáncer gástrico, así como buscar una regularización de la publicidad para tratamientos de libre prescripción de enfermedades ácido-pépticas, una de las razones que no permiten efectuar un diagnóstico temprano.

 Asimismo, se hizo un llamado para capacitar a los médicos de primer nivel en la detección y referencia de pacientes con alto riesgo de padecer la enfermedad; incluir una cátedra de oncología en los programas de las facultades de medicina e impulsar la investigación sobre las características clínicas e histológicas en la población mexicana.

“Es vital que se instrumente una vía para la atención de este padecimiento. Sabemos que cada enfermedad tiene sus complejidades, pero en el caso del cáncer gástrico se deberán tomar otras medidas para brindarle mayor prioridad”, dijo Abelardo Meneses, director general del Incan, invitado especial de la reunión.

En el evento también se afirmó que la detección oportuna y el tratamiento multimodal en todas las etapas ofrecen mejores resultados en supervivencia y calidad de vida de los pacientes; asimismo, los cuidados paliativos son un derecho humano fundamental que ha demostrado un aumento en la sobrevida.

“Como médicos tenemos un compromiso con la salud de los pacientes; sin duda, nos convertimos en uno de sus principales pilares en el momento en que afrontan una enfermedad y en el caso de cáncer gástrico, nos hemos planteado ir más allá de lo que efectúa un especialista”, agregó Jaime de la Garza.