México será sede de la Cumbre de Líderes Mundiales contra el Cáncer

El encuentro, que se celebrará por primera vez en América Latina, tiene como objetivo trazar las líneas para recudir 25 por ciento la mortalidad por neoplasias para el año 2025.

México

La Cumbre de Líderes Mundiales contra el Cáncer (WCLS, por su sigla en inglés) se celebrará por primera vez en América Latina y México será la sede del encuentro en el que más de 250 científicos y expertos en políticas públicas trazarán las líneas de acción requeridas para reducir 25 por ciento la mortalidad por neoplasias para 2025.

El gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) y de su patronato, encabezado por Francisco González Albuerne, será el organizador de la cumbre el 13 y 14 de noviembre de 2017 en Ciudad de México, con la presencia de representantes de 150 países que tomarán decisiones a escala global de cara a la Asamblea Mundial de la Salud.

Esfuerzo internacional

Abelardo Meneses, director general del Incan, explicó que en la cumbre, que organiza y patrocina cada año la Unión Internacional contra el Cáncer, la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer y la Agencia Internacional de Energía Atómica, se pretende encontrar soluciones integrales para cumplir el objetivo de OMS de reducir 25 por ciento las muertes prematuras ocasionadas por ese mal.

La Unión Internacional contra el Cáncer, explicó Meneses, vio en México la oportunidad de llegar a América Latina para entender las dificultades locales y continentales, a efecto de trazar lo que se debe hacer para reducir las muertes.

México, abundó, liderando a América Latina, convocará a legisladores, ministros de Salud, presidentes, científicos, académicos, epidemiólogos, directivos de institutos de salud y organizaciones civiles, para que sostengan debates e identifiquen los retos locales y mundiales.

"Si bien nuestro continente tiene una prevalencia menor de enfermos con respecto a otros países, la tasa de mortalidad es mayor debido a la falta de acceso a los servicios de salud, por los diagnósticos tardíos en más de 70 por ciento de los casos, por la ausencia de campañas eficaces contra el tabaquismo y la ingesta de comidas altamente calóricas.

"Tenemos una exposición peligrosa y constante al trabajar con materiales de construcción y de tener en nuestros propios hogares productos que contienen asbesto; de exponernos a los rayos UV y a los virus de papiloma humano, hepatitis B y C", explicó Meneses.

Compartir experiencias

"En México todos estos líderes buscarán acuerdos sobre qué debe hacerse en el mundo para controlar la enfermedad y cumplir con la ambiciosa meta de reducir la mortalidad. Aquí, los países desarrollados expondrán a los menos desarrollados los modelos exitosos que han aplicado para disminuir la frecuencia de neoplasias", comentó Meneses.

Australia, por ejemplo, aplicó una política pública en la que todas las cajetillas de cigarros son genéricas, es decir, carecen de logotipos, colores y marcas.

"La decisión gubernamental no solo disminuyó la incidencia de tumores malignos asociados al tabaquismo, sino que además permitió contar con las primeras generaciones de niños y jóvenes libres de la influencia publicitaria de las tabacaleras; algunos no conocen los cigarros y muchos se libraron del humo de segunda mano", aseguró.

En Nueva Zelanda, abundó, se optó por promover políticas públicas de estilos de vida saludable, "en todos los lugares donde se consume comida se privilegian las verduras, frutas y algunos cereales; las porciones de alimentos altamente calóricos son demasiado pequeñas", dijo.

"El beneficio ha sido mayúsculo porque no solo han combatido la obesidad, causante de tumores, sino también disminuyeron las enfermedades cardiovasculares y la diabetes mellitus", acotó.

También favorecieron la actividad física. Los niños y adultos usan bicicleta para trasladarse a la escuela y al trabajo. No usan trasporte porque es caro y menos aún el automóvil, porque los lugares de estacionamiento también son altamente costosos.

"A las cinco de la tarde dejan de vender productos, se cierran las tiendas y la gente que desea salir se desplaza caminando, claro, Nueva Zelanda garantizó a su población calles seguras y adecuadas", destacó Meneses.

Los invitados

La lista de invitados a la cumbre, comentó, aún se está definiendo y se espera que en las discusiones, como sucedió en la pasada cumbre celebrada en octubre de este año, en París, Francia, participen las princesas de Marruecos, de Jordania, Arabia Saudita, cuyo trabajo al frente de sus fundaciones ha sido clave para detener la tasa de mortalidad en sus regiones.

La invitación también se extenderá a personajes influyentes —en espera de que su agenda se los permita—, como la reina Letizia de España; Michelle Obama, esposa de Barack Obama; Zoleka Mandela, nieta del ex presidente sudafricano Nelson Mandela, y a la Fundación Bill Gates, cuyas aportaciones filantrópicas y para el desarrollo de nueva tecnología han sido esenciales en esta lucha contra el cáncer.

En México, de acuerdo con el director general del Incan, los temas básicos para desarrollar políticas públicas de prevención, detección oportuna, control y reducción de mortalidad, se basan en la creación de un registro de cáncer en base poblacional, en planes de control y de acceso a medicinas de última generación eficaces y a costos accesibles.

Aunque en el país se carece de un Censo Nacional sobre Cáncer, el Incan calcula que cada año se reportan 190 mil casos nuevos y 80 mil decesos, convirtiéndose en la tercera causa de muerte a escala nacional.

Cifras del padecimiento

La Organización Mundial de la Salud reporta que cada año

12.4 millones de nuevos casos de cáncer son detectados

7.3 millones de afectados por ese mal fallecen