El cancán fue transgresor en México

Maya Ramos Smith conversa con MILENIO sobre diversos aspectos de sus estudios sobre las artes escénicas en nuestro país entre los siglos XVI y XIX.
El cancán  fue transgresor en México.
El cancán fue transgresor en México. (Alfredo San Juan)

México

Desde que dejó los escenarios, la bailarina y actriz Maya Ramos Smith siempre ha estado interesada por la danza y el teatro del Virreinato. Sus libros La danza en México durante la época colonial y El ballet en México en el siglo XIX son un ejemplo de ello.

Como académica del Centro de Investigación Documentación e Información Teatral Rodolfo Usigli, del Centro Nacional de las Artes (Cenart), le gusta investigar sobre las técnicas de los actores y bailarines en siglos pasados, el lugar que ocuparon en la sociedad, su relación con el público y su vínculo con el poder.

El próximo 5 de marzo, la catedrática presentará en el Aula Magna del Cenart sus más recientes libros:

El actor en el siglo XVIII, entre el Coliseo nuevo y el Teatro Principal, La danza teatral en México durante el Virreinato (1521–1821) y Teatro musical y danza en el México de la  Belle èpoque (1867-1910), los cuales exploran el desarrollo de las artes escénicas entre los siglos XVI y XIX.

En entrevista con MILENIO, la también ganadora del premio de ensayo de Casa de las Américas
de Cuba habla de la relevancia de estas disciplinas en épocas pasadas y su relación con la actualidad.

¿Por qué es importante la relación entre teatro, danza, música y poder?

Porque en la actualidad se ha vuelto mucho a esa relación. Hoy puedes ver actores-bailarines, bailarines-actores, la dramaturgia en la danza. Esto se vive en los escenarios desde los griegos, quienes actuaban, cantaban, bailaban, había música. En los siglos virreinales, desde la segunda mitad del XVI a la Independencia, encuentras una fusión de las artes escénicas. A los actores les pedían que actuaran y bailaran, y a veces les solicitaban que tocaran un instrumento. En los siglos XVIII y XIX los espectáculos contenían de todo.

En La danza teatral dice que la Nueva España fue pionera en promover la tradición de la danza-teatro en un mismo espectáculo. ¿A qué se debió?

No fue solamente la Nueva España, este fenómeno también se presentó en el Virreinato del Perú. Eran dos reinos anexos a la corona de Castilla y al Imperio español. Tenían sus capitales y sus cortes, y en esa época la corte era decisiva para el fomento de las artes. En los otros virreinatos, el de la Nueva Granada (la Gran Colombia) y el del Río de la Plata, fueron muy tardíos, mientras que en Estados Unidos la acción de los puritanos retardó mucho el florecimiento del teatro.

¿El teatro y la danza son una herramienta de crítica?

Desde los griegos servía, sirve y servirá para exponer los males sociales, para criticar cualquier manifestación que atente contra las libertades creativas. En algunas épocas ha sido el poder civil, militar o eclesiástico el que se ha opuesto a las artes escénicas. La oposición de la Iglesia al teatro empezó prácticamente desde inicios del cristianismo y perduró bastante tiempo.

¿Siempre han existido espacios para las expresiones dancísticas y teatrales?

Teatral, exclusivamente en los teatros. Hay dos ámbitos: el de
los aficionados y el de los profesionales. La danza era practicada en muchos ambientes: en la corte, en el pueblo, en las fiestas religiosas, y la danza teatral era hecha por profesionales que pagaban por ver un espectáculo.

¿Cuál de las dos disciplinas se manifestó mejor en la Nueva España?

El teatro, por los autores que había y los ámbitos donde se desarrollaba. Antes del siglo XVIII los colegios jesuitas, por ejemplo, promovían esa disciplina, la presentaban en sus festividades. Asimismo, en la corte los cortesanos tenían sus propios maestros de danza y actuaban cuando querían en sus obras.

¿La danza y teatro en la Nueva España tuvieron influencia en Europa y viceversa?

Absolutamente. Existía una población multirracial e influencias multiculturales en la Nueva España. Había bailes que provenían de España y aquí se transformaban con la integración de africanos, indígenas y españoles. Había un continuo cruce.

¿Por qué se caracterizó el teatro musical de la Belle Èpoque?

En la Belle Èpoque encuentras un predominio del teatro musical. Eso se ve en el mundo occidental. El público se quería divertir fácilmente y buscó
tener novedades constantes. La ópera se convirtió en el ídolo de la gente, pero a otros niveles se encontraban la opereta de Jaques Offenbach, el cancán y la Zarzuela española.

En su libro señala que, después de Francia, el lugar de mayor éxito para el cancán fue México. ¿Por qué?

Este país siempre tuvo una influencia muy afrancesada. Francia lanzó su cultura, modas, comida y lecturas desde Moscú hasta Lima. El mundo se afrancesó y México no fue la excepción. En este contexto el cancán encontró una acogida muy especial en el país. Aquí tuvo un gran atractivo para ricos y pobres. Ahí se ven los escándalos, a la alta sociedad en los grandes jacalones. Su éxito se debe a la transgresión que promovía. Esta disciplina va en contra de los cánones establecidos del comportamiento corporal que se presenta en la escena.