La música: instrumento que enriquece la vida

El director artístico de la Camerata de Coahuila, Ramón Shade, aseguró que se busca eliminar el misticismo de sus conciertos, donde vive la idea errónea de que son exclusivos de cierta clase social.
Ramón Shade, director artístico de la Camerata de Coahuila, percibe la música como instrumento que enriquece la vida.
Ramón Shade, director artístico de la Camerata de Coahuila, percibe la música como instrumento que enriquece la vida. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Más allá de un oído educado en conservatorio, para Ramón Shade la música de cámara debe llegar al corazón del ciudadano común, toda vez que asegura, es un instrumento sublime que ayuda a enriquecer la vida cotidiana.

Absorto en los perfiles de Wagner, Dvořák, Mozart, Malher, Beethoven y el mismo Antonio Salieri, el director artístico de la Camerata de Coahuila estableció que los escuchas deberían mantener una relación personal y directa con la música, toda vez que humaniza, sobre todo en tiempos de crisis.

"El concierto es algo que confronta a las personas consigo mismas, no es cómo voy vestido, si ustedes ven a nuestra gente, va de la manera más casual vestida".

"El entretenimiento en sí mismo no te va a dejar nada, te mantiene entre una cosa y otra, en cambio la música te dará algo que te humaniza, que te da una razón para la vida, una conciencia".

"Hay mucho joven, cuando estoy como público generalmente voy de jeans y me encanta después de estar disfrazado de frack todo el tiempo".

"Es importante quitarle esa mistificación y el miedo, de que nada más cierta clase puede acudir al concierto".

En ese sentido, estableció que la Camerata de Coahuila se abrirá a la gente que está deseosa de escuchar y que no cuenta con recursos económicos suficientes para pagar el costo de un boleto.

"Yo creo que para el público es muy importante la música, debe de ser tan importante como para el que la hace".

"El entretenimiento en sí mismo no te va a dejar nada, te mantiene entre una cosa y otra, en cambio la música te dará algo que te humaniza, que te da una razón para la vida, una conciencia".

"No se trata de quien está o quien me ve. Se trata de tener una relación personal, directa con la música y cuando logremos hacer eso quizá habremos triunfado".

Acotó que la música confronta al individuo consigo mismo y luego con los demás, sin considerar la carga emotiva que puede mantener en la devastación personal al escucha o hacerlo reflexionar en un contexto social específico.

JFR