Celebran 127 años de la Cámara de Comercio de Guadalajara

Exhibirá la exposición Retratos de una Tradición, que incluye obras de nueve pintores de Jalisco. 

Guadalajara

La  Cámara de Comercio de Guadalajara celebra 127 años con la exhibición de la exposición Retratos de una Tradición. Pintores Jaliscienses del Siglo XIX curada por el abogado e historiador Claudio Jiménez Vizcarra.

La muestra incluye obra de nueve pintores jaliscienses  que destacaron en el siglo XIX: José María Estrada (1764-1860); Abundio Rincón (1817-1885); Francisco Gálvez (1824-1881); Felipe Castro (1832-1908); Gabriel Zelayeta (1840-1885); Carlos Villaseñor (1845-1920); Francisco Sánchez Guerrero (1859-1924); Rafael Ponce de León (1884-1909) y José Vizcarra Batres (1874-1956).

Sobre Estrada, considerado el más importante pintor de la primera parte del siglo XIX, Jiménez Vizcarra comentó: “El retrato de José María de Villaseñor y Franco, mayorazgo de Huejotitán, que con el retrato de la niña María Micaela de los Ángeles Villaseñor, imagen de una infante muerta a los cuatro años, formaron parte de la famosa colección de retratos de esta familia que permanecieron por años en la hacienda de Cedros, (…) con ellos y los de Mariana Valle de Cocio y de Diego Moreno, nos damos cuenta del preciosismo y el detalle que manejaba en su obra: el vestido de la niña, sus adornos, los encajes, el chal de la señora de Cocio, y los guantes amarillos de Diego Moreno con los que destaca la elegancia del atuendo”.

El también ex presidente de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística dijo que José Vizcarra Batres “fue el maestro respetado de las nuevas generaciones de pintores del siglo XX como Guerrero Galván y Raúl Anguiano. Tan longevo, tan prolífico, que llegó a ser cotidiano. De él podemos ver sus paisajes de Chapala, sus mujeres provincianas, y el magnífico retrato de un niño provinciano, descalzo, tan sencillo, tan perfecto, tan equilibrado, tan tranquilo, tan nuestro”.

Por su parte Miguel Ángel Domínguez Morales, vicepresidente de la Cámara de Comercio, comentó que inclusive antes de que se creara la Cámara, en 1790 se abrió la Escuela de Dibujo en un salón del Colegio de Santo Tomás, con el auspicio de la mitra de Guadalajara, pero sobre todo, con el apoyo de los comerciantes de la entonces Nueva Galicia, lo que pone de manifiesto el interés que el gremio siempre ha tenido para contribuir el desarrollo de la Bellas Artes en nuestra tierra. Aquella escuela estuvo abierta de 1790 a 1810; fue cerrada debido al movimiento de Independencia, y luego reinició actividades de 1816 a 1818, cuando fue clausurada de manera definitiva.

“Reflejos de una Tradición. Pintores Jaliscienses del Siglo XIX” está abierta al público en general hasta el 28 de julio en las instalaciones de la Cámara de Comercio de Guadalajara en Niño Obrero 15.