De la calle en India a bailar en el Cervantino

El maestro hindú Astad Deboo se presentará con su grupo de danza, esta noche, en el Teatro Cervantes, en el marco del FIC.
En los 40 años de labor, Deboo ha tenido alrededor de 80 alumnos.
En los 40 años de labor, Deboo ha tenido alrededor de 80 alumnos. (Notimex)
Procedente de la India, el maestro Astad Deboo realiza en estos días la visita número 18 a México, ahora, con un grupo de jóvenes a quienes rescató de la calle en su país, para introducirlos al arte de la danza.

A lo largo de esas visitas, dijo Deboo, aunque ha encontrado diferencias y similitudes entre ambas naciones, como la actitud amigable de la gente, no puede hacer una conexión de su cultura con la mexicana, en cuanto a la danza se refiere.

En otro orden, mencionó que "cuando uno es maestro, no sólo lo es de danza, sino también de vida, por lo que me es agradable ver la evolución de cada uno de estos chicos, desde sus inicios hasta hoy. Haber venido a México y visitar Teotihuacán, Tepoztlán y Cuernavaca, y ver sus rostros, es algo gratificante".

En esta ocasión, la compañía de Deboo está integrada por 13 bailarines, un técnico (Milind Srivastav) y el maestro que elabora los títeres (Avinash Kumar). "Menos Srivastav, todos los jóvenes han estado bajo mi tutela los últimos siete años. Todos vivía en la calle y los introduje a la danza", dijo.

Sobre lo anterior, explicó que "ha sido una labor difícil trabajar con ellos, porque al principio todos tenían un estilo de danza bollywoodense, con una dinámica más lenta pero transformarlos ha sido un proceso muy interesante, dijo el maestro quien tras rescatarlos, los llevó a una ONG de toda confianza.

Recordó que comenzó esta labor en 1978 y desde entonces, los cambios han sido significativos, "porque hay muchos jóvenes bailarines que han egresado con éxito de mis talleres, pero tristemente, hay muy pocos espacios en el plano profesional en los que pueden trabajar", añadió con un dejo de lamentación.

Los egresados de sus clases mantienen contacto con el maestro. "Muchos de ellos vienen y buscan mi consejo y apoyo, pero con el tiempo, hallan su propio estilo y vuelan por sí mismos", abonó a sus declaraciones, y añadió que en los 40 años de labor ha tenido alrededor de 80 alumnos, todos ellos talentosos.

Al cobijar a todos esos jóvenes que antes vivieron en condición de calle, el profesor comienza con ejercicios de yoga, artes marciales y danzas comunes y tradicionales de la India. Luego, percibe el potencial de cada uno de ellos y comienza a pulir, de manera personalizada, el estilo de cada joven, explicó.

Respecto al programa de esta noche, "Interpretando a Tagore", en el Teatro Cervantes, mencionó que está integrado y basado en poemas del vate de la India Rabindranath Tagore, lo que significa que interpretará danzas y música que han sido inspiradas por los dioses y deidades tradicionales de la India.

Sobre sus inicios, acotó, "en 1970, una compañía de danza de Estados Unidos visitó la India y yo la conocí. En ese momento yo había dejado de bailar, para estudiar Economía obligado por mis padres, pero al verla, decidí retomar mis estudios y hacer de la danza mi profesión y mi vida", sostuvo.

Por su parte, el bailarín Shamsu, ofreció un testimonio de toda esta experiencia: "Mi vida cambió mucho, hoy soy conocido y personalmente, me enamoré del estilo del maestro Deboo. Aunque mucha gente no lo entiende, me encanta. Verlo bailar la primera vez fue algo muy grande" y esa experiencia, la volcará esta noche.