Arte con sentido social

El saxofonista Branford Marsalis será reconocido por sus “logros musicales y su trabajos para reconstruir su propio lugar de nacimiento después del huracán Katrina”.
Branford Marsalis recibirá un título honorario en la Universidad de Tulane.
Branford Marsalis recibirá un título honorario en la Universidad de Tulane. (Especial)

México

Hablar de Nueva Orleans con el saxofonista Branford Marsalis es una delicia. “De niño”, me dijo en una entrevista realizada hace una década, “era la única ciudad que conocía. Mis recuerdos de Nueva Orleans fueron muy valiosos cuando llegué a Nueva York, donde la gente no se habla, mientras yo era muy amigable. Cuando hacen fiestas en Nueva York sirven comida barata y no buena comida. Te dicen que van a tener un baile en su casa y te cobran por entrar, además de que la música no es tan buena, mientras en Nueva Orleans todos los bailes son gratis”.

Refería también que “cuando llegas a Nueva York los músicos no hablan en términos musicales, sino técnicos. Para aprender una canción en Nueva Orleans se la cantan unos a otros, mientras que en Nueva York recitan los cambios de acordes. Es algo muy extraño para mí. Yo solía tocar en una banda de rhythm and blues, y cuando empecé a tocar jazz me di cuenta de que muchos músicos no tenían pasión. Sin embargo, cuando tocaba con Art Blakey sí la tenía, lo mismo que con Max Roach o Dizzy Gillespie”.

Cambiar su residencia de Nueva Orleans a Nueva York, cuando junto con su hermano Wynton el apellido Marsalis empezó a brillar en el mundo, fue importante para ambos. “Era divertido ser un jovencito en los ochenta, cuando llegué con mi hermano Wynton a Nueva York y nos topamos con gente como George Coleman, Dizzy Gillespie y Hilton Ruiz. Todos fueron muy amables y nos ayudaron a crecer. Además me puse a escuchar mucha música”.

El próximo 20 de mayo, junto con la activista por los derechos civiles Diane Nash, la actriz Helen Mirren y la psicóloga Shelley Taylor, Branford Marsalis recibirá un título honorario en la Universidad de Tulane en su tierra natal. De acuerdo con un comunicado de la institución, el saxofonista será reconocido por sus “logros musicales y su trabajos para reconstruir su propio lugar de nacimiento después del huracán Katrina. Marsalis ayudó a crear el Pueblo de los Músicos, que proporciona hogares para los músicos desplazados de Nueva Orleans por el huracán Katrina, junto con un centro de enseñanza para niños y un espacio para grabar y realizar presentaciones”.

El huracán, dijo Branford hace una década, “puso en evidencia la incapacidad del gobierno de George Bush para resolver la crisis en Nueva Orleans. Todos los que viven en esa ciudad saben que la respuesta del gobierno local fue ineficiente porque esto podía suceder en cualquier momento”. Ahora la Universidad de Tulane reconoce el esfuerzo de gente como el saxofonista, quien ha contribuido para que Nueva Orleans recupere su esplendor.