El problema es que no tenemos confianza: Héctor Bonilla

El primer actor, quien presentó en Tijuana la puesta en escena "Almacenados", lamentó la calidad de los políticos que gobiernan el país
Héctor Bonilla invitó a sus seguidores en Twitter a votar.
(Cortesía)

Tijuana

El actor mexicano Héctor Bonilla se presentó en Tijuana con la puesta en escena "Almacenados", donde comparte créditos con sus hijos Sergio en la actuación y Fernando Bonilla en la dirección.

Se trata de una obra que habla sobre la ética y una realidad cercana: el lavado de dinero, y que invita a la reflexión sobre el trabajo y el reemplazo por las nuevas generaciones, comentó en entrevista Héctor Bonilla.

"Es un empleado de un almacén de mástiles para barco que nunca ha llegado tarde, que nunca ha faltado, que ha cumplido con su deber, pero cuando llega el joven a sustituirlo se da cuenta que no hay un solo mástil: es un lavadero de dinero. Resulta que este imbécil ha cumplido con su deber sin cuestionarse éticamente qué es, ¿y a cuántos nos pasa?", dijo.

Sobre la situación política de nuestro país, para el primer actor la participación ciudadana es necesaria. Hace más de un año fue invitado a participar en el gabinete del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera; Bonilla comentó que hubiera aceptado si las condiciones laborales hubieran sido las idóneas de acuerdo a su ideología.

"Ahora sí que depende pa' qué. Me llamó Miguel Ángel Mancera en alguna ocasión para colaborar con él y le decía que yo aceptaba sólo si mi sueldo se depositaba en algún lugar y yo no cobraba y se transparentaba a través de todos los medios y las redes sociales: 'este es el presupuesto y así se ejerce', porque creo que debemos participar, pero debemos generar confianza. Ese es el grave problema, que no tenemos confianza", lamentó.

Para Bonilla, el problema radica en la calidad de los políticos que gobiernan el país.

"El problema es que se están borrando las fronteras entre la izquierda, el centro y la derecha. Yo les propondría a tantos políticos que están cayendo en eso, que le hicieran un monumento a Carlos Hank González en lugar del asta bandera del Zócalo, que hubiera un enorme monumento y le pusieran allá abajo: 'un político pobre es un pobre político'. No es lo mismo administrar una miscelánea que administrar el Banco de México. Evidentemente hay salarios, pero eso es una cosa, otra cosa es robarse el dinero. Un político rico, eso es otra cosa", dijo.

Héctor Bonilla es un actor de izquierda. Actualmente participa en el movimiento "Un grito más fuerte", que cuestiona las acciones del gobierno federal relacionadas con la reforma energética. Para él los actores y la sociedad deben participar desde su trinchera en el quehacer nacional.