Captando besos por el mundo

Ignacio es un fotógrafo argentino que decidió dedicar su vida a tomar fotos de personas besándose, a través de su página de Facebook "100 world kisses" comparte las imágenes.

Ciudad de México

"Un día decidí renunciar a mi trabajo e irme en busca de aventuras, el destino me llevó a las calles de Nueva York, fue ahí, caminando, cuando se me ocurrió la grandiosa idea"; así es como inicia el proyecto de Ignacio Lehmann.

Ignacio es un fotógrafo argentino que decidió dedicar su vida a tomar fotos de personas besándose, su primera meta comenzaría en Nueva York, lo que él llamó una meta muy simple, pues solo serían 100 besos, 100 besos capturados por las calles de la ciudad de la gran manzana, después serían posteadas en Facebook en una página llamada "100 world kisses".

Cuando Lehmann conoció lo que significaba su meta, pues relata que imaginarse a sí mismo en una ciudad que no era la de su origen, frente a personas que no hablaban su mismo idioma, en un lugar donde nadie te conoce, fue entonces cuando se dio cuenta hasta dónde quería llevar su proyecto, mismo que convertiría en su vida.

Si se llegan a preguntar por qué besos, él asegura que porque los besos propagan el amor y la paz y por eso decidió capturar todo eso en una foto, en 100 fotos de cada ciudad del mundo a la que pueda infiltrarse para poder mostrar todo ese amor y paz que considera con los besos se difunde.

Lo que era una meta simple, se convirtió explica Lehmann, en un desafió enorme "porque me hace pensar en los besos, zambullirme sigilosamente en todas la ciudades, sin límites, sin frenos; me hace fluir con las personas, con sus historias y con toda la magia que ilumina todos los días mi camino en busca de un beso."

El fotógrafo de origen argentino, asegura que no le importa si en su búsqueda del ósculo perfecto, llueve o hace frio, Ignacio siempre está dispuesto a tomar fotos de un beso, en un bar, en el metro, en un museo, un puente o en una bicicleta.

En cuanto al número de fotos y lugares en los que ha estado, Ignacio ha tomado más de 800 besos en diferentes ciudades del mundo como Nueva York, Londres, París, Venecia, Berlín, Barcelona,Hiroshima, México, Kyoto, Florencia y Buenos Aires.

Cuando comparte una fotografía en su Facebook normalmente esta viene acompañada de su historia, desde lo complicado que fue tomarla, hasta los momentos que le compartieron lo protagonistas de la imagen.

Según sus relatos, de lo más complicado con lo que se ha topado, ha sido fotografiar en Tokio ya que la cultura en oriente suele ser más conservadora y reservada, sobre todo cuando se trata de demostrarse su amor con besos en una calle, frente a los demás.

La meta final de todo esto, escribe Ignacio en su proyecto, es mandar a todo el mundo un mensaje de amor y paz, bajo el lema "Besos son la solución".

La única pregunta a la que dice no podría contestar es, cuánto tiempo se queda en cada ciudad, pues explica que cada lugar y experiencia son diferentes, por lo que podría decir que se queda 100 besos en cada ciudad.