• Regístrate
Estás leyendo: “La belleza se encuentra en el terror, en los miedos”: Luis Leonardo Ortega
Comparte esta noticia

“La belleza se encuentra en el terror, en los miedos”: Luis Leonardo Ortega

Está iniciando su carrera, será su obra la que manifieste si la elección fue correcta.

1 / 3
Publicidad
Publicidad



BÚSQUEDA

El crear, generar imágenes, me interesa mucho lo técnico, me falta muchísimo por aprender, pero me emociona aprender más de técnicas de la luz. Porque la luz es ahorita el tema que traigo por aprender en la pintura, tanto no solo en el modelo sino en la plasticidad de la obra, cómo generar luces, transparencias que te generan luz, muchas cosas que me llaman la atención técnicamente.

MAESTROS

En los murales en que le ayudé a José Luis Ramírez son bastante grandes, son muchos metros cuadrados, fue medio año de trabajo o más, no sé, éramos un equipo bastante nutrido y amplio, aprendí muchísimo. He aprendido también de un escenario con Cristina Sandor, Carlos Cárdenas, Ricardo Fernández, todos ellos me han cobijado de alguna manera en mi carrera como pintor y yo estoy superagradecidísimo con todos ellos.

BELLEZA

Me dice que no es totalmente objetivo, la belleza no es siempre lo bonito. La belleza se encuentra en el terror, en los miedos, muchas cosas. Por ahí va más lo que quiero pintar, la belleza en la obscuridad, la belleza en situaciones no precisamente bonitas, por ejemplo, ahorita estoy haciendo unos cuadros con rosas, pero no pinto la rosa en sí, sino el follaje, me gustan mucho las hojitas que hay, el movimiento que tienen, no veo la belleza precisamente en la flor. Veo la belleza en todo lo que construye el matorral que vendría siendo el rosal, busco esa otra belleza que no es, que no sé, vaya, que no es tan evidente.

FIGURA HUMANA

Juega un papel importante porque principalmente las personas que he pintado son conocidos míos, me interesan estéticamente por una u otra razón o porque siento algo de ellos en mí, una empatía. La estética humana me gusta, fue algo que sí exploré tiempo atrás, bueno, tiempo atrás te estoy hablando de dos o tres años, poco tiempo, me gustaba mucho y, como todo pintor, principalmente los temas que son más recurrentes es el retrato.

INTERESES

Me estoy dejando llevar por lo que la pintura me habla de ella, me está llevando. Mucha gente me ha dicho en exposiciones, “cuando vimos la obra pensamos que era de un adulto, o sea, de un señor”. Fue la primera vez que me di cuenta que sí es cierto, tienen razón, o sea, no parece de algún joven. Claro, tiene que ver muchísimo qué pinturas me gustan, qué tendencias. Mis compañeros de trabajo también influyen mucho en mi obra, aunque somos bien diferentes; uno de ellos, Guillermo, su obra se ve superfresca, superjoven, como quien dice muy fregona y me gusta mucho, y me gusta a veces decirle “te compro este cuadro porque me gusta mucho”. Es algo que yo no podría hacer y no puedo hacerlo, porque tal vez no me atrevo, tal vez no soy demasiado obsesivo en la estética que quiero manejar y sí batallo mucho para hacer esas cosas.

EL AMOR DESDE LA DECEPCIÓN

La obra sí es muy deprimente, lo es, es triste, es fría, es solitaria. Viene como evolución de la misma pieza que va a darle como un poco de cambio por el lado de la esperanza, o sea, va a adquirir pues un giro.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.