• Regístrate
Estás leyendo: Bélgica da un paso hacia la eutanasia en niños y jóvenes
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 07:45 Hoy

Bélgica da un paso hacia la eutanasia en niños y jóvenes

Los senadores plantean eliminar la edad mínima legal para pedirla.

Publicidad
Publicidad

EFE

La cámara alta del Parlamento belga respaldó ampliar la ley de la eutanasia a los menores de edad, el primer paso de una reforma normativa que, de salir adelante, permitirá a los niños y adolescentes solicitar el suicidio médicamente asistido si padecen una enfermedad terminal.

Esta controvertida propuesta legislativa recibió 13 votos a favor y cuatro en contra en la Comisión de Asuntos Sociales y Justicia del Senado belga; ahora deberá ser votada en sesión plenaria de las dos cámaras del Parlamento. De aprobarse, sería el segundo país europeo, después de Holanda, en permitir la práctica en menores.

La ley belga de eutanasia, en vigor desde 2002, permite a los médicos aplicarla a enfermos que la soliciten y estén afectados de dolencias incurables que les ocasionen “sufrimientos físicos o psíquicos constantes e insoportables”.

Los pacientes tienen la posibilidad de solicitar el suicidio asistido en cualquier momento de su enfermedad, pero éstos deben contar con la opinión favorable de un médico que certifique la gravedad de su padecimiento.

La normativa prevé además que un segundo médico sea consultado antes de que se practique cualquier eutanasia e incluso exige que se someta a una tercera opinión para los pacientes que no tienen una enfermedad terminal.

La reforma de la normativa que se tramita eliminaría la edad legal mínima para solicitar el suicidio asistido, fijada actualmente en 18 años, y posibilitaría la eutanasia para los menores bajo el supuesto de sufrimientos físicos, pero no en el caso de dolencias psíquicas.

Los niños o adolescentes podrían solicitar la eutanasia únicamente durante la fase final de su enfermedad, cuando los médicos prevean la muerte “en un corto plazo”, según el borrador del texto legislativo.

Además de la opinión favorable de los médicos, será necesario el “acuerdo explícito” de los padres, uno de los puntos que ha generado más debate político.

El texto provocó una gran división en la cámara belga, al tratarse de un asunto de orden ético en el que la mayoría ha votado en función de su libertad de conciencia y no a partir de las consignas de voto de sus partidos o de las habituales alianzas.

De los partidos que componen la coalición de gobierno, los cristianodemócratas francófonos CDH y sus homólogos CD&V se han opuesto firmemente a la nueva ley, mientras que una mayoría de los liberales, socialistas, nacionalistas flamencos y verdes votó a favor.

La normativa tiene un largo recorrido, tomando en cuenta la cautela de los partidos ante el delicado tema, y es poco probable que salga adelante antes del fin de la legislatura —en mayo de 2014—, según medios belgas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.