Recopilan requisitos para que exorcista mexicano sea santo

Señala que hay un presunto milagro, pero falta la opinión médica
El sacerdote Juan Manuel Martín del Campo.
El sacerdote Juan Manuel Martín del Campo. (Especial)

México

Luego de que el papa Francisco le otorgara el título de venerable al padre Juan Manuel Martín del Campo, mexicano dedicado a practicar exorcismos en la Arquidiócesis de Xalapa (AX), Veracruz, el Servicio Informativo de la Arquidiócesis de México dio a conocer que el sacerdote Rafael González, responsable de las Causas de los Santos en la AX, aseguró que ya se trabaja en la recopilación de los argumentos para cumplir con los requisitos del proceso y santificarlo.

Señaló que después de que el pontífice hiciera el anuncio —el 30 de octubre del año pasado— de que era considerado venerable, al aceptarse que vivió y murió con fama de santidad, dijo que han estado atentos para cumplir las normatividad para que el exorcista alcance la beatificación.

Dijo que una vez reconocido como venerable, resta un paso más que es el milagro atribuible a su intercesión para ser reconocido como beato. El postulador explicó que hay muchos casos que se presentan como hechos prodigiosos, pero la Iglesia tiene que ser muy cuidadosa para documentarlo, ya que hay que despejar todo tipo de incógnitas.

Sin embargo, adelantó que hay un presunto milagro en Xalapa, pero falta la opinión de los médicos. Si éstos lo consideraran un fenómeno de este tipo tomaría de dos a tres años concluir el proceso de beatificación.

Del Campo murió en 1996 e inmediatamente los fieles le solicitaron al entonces arzobispo de Xalapa, Sergio Obeso Rivera, que iniciara el proceso de canonización. "Al principio se negó prudentemente, haciéndoles saber que había que esperar cinco años después del deceso. Con la llegada de monseñor Hipólito Reyes a la AX se ordenó abrir el proceso informativo del padre Martín y así inició la indagatoria a través de un proceso formal".

Conapo y la "calentura"

El obispo Felipe Arizmendi condenó los spots del Consejo Nacional de Población (Conapo) en los que se llama a los jóvenes a prevenir embarazos no deseados, y usar condones y afirmó que con estos mensajes se les invita a "darle rienda suelta a sus calenturas"; además advirtió que se promueve el libertinaje.

El obispo de San Cristóbal de las Casas destacó que el mensaje que Conapo difunde en los medios es simpático, necesario y conveniente para evitar embarazos no deseados. "Tiene frases buenas como invitar a la responsabilidad, cuidar la vida y el futuro, pero no prohibir, llevar globos (condones), ser inteligente ante el desfogue corporal, es una invitación a disfrutar la sexualidad sin freno, sin control ético (...) Es decir, dale rienda suelta a tus calenturas".

El prelado consideró que es irresponsable toda invitación a los adolescentes a que jueguen con sus cuerpos y deseos, como si tuvieran la madurez, los valores, el compromiso mutuo y los objetivos propios del matrimonio, entre otras cuestiones.