50 artistas bajo la lente de Barry Domínguez

Reúne sus imágenes en blanco y negro de figuras como García Márquez y Saramago.
El chelista Carlos Prieto.
El chelista Carlos Prieto. (Barry Domínguez)

México

Anoche, en la sala de conferencias del MUAC del Centro Cultural Universitario, la escritora Rosa Beltrán y el fotógrafo Rodrigo Moya presentaron el libro Miradas del arte, de Barry Domínguez, quien reúne 50 retratos de creadores de diferentes disciplinas artísticas, que corresponden a su archivo personal.

En entrevista con MILENIO, el fotógrafo explicó que empezó a hacer estos retratos hace 22 años, casi recién llegado a la Coordinación de Difusión de la UNAM, ya que se encargó cubrir diversos actos con diversos creadores que formaban parte de la agenda universitaria. Recordó que el escritor y académico Hernán Lara Zavala, entonces director de Literatura en la mencionada coordinación, lo invitó a fotografiar los encuentros literarios que organizaba con grandes representantes de la literatura nacional y extranjera.

Para el periodista, Miradas del arte, además de ser el tercer libro que publica, es una feliz coincidencia porque “incluye 50 retratos y es una edición para celebrar los 50 años de autonomía de la Universidad Autónoma de Campeche”, además de que él mismo cumple 50 años de edad, 25 de los cuales los ha dedicado a la fotografía.

En esta edición se hallan imágenes en blanco y negro de figuras como Carlos Fuentes, Jaime Sabines, Augusto Monterroso, Elena Poniatowska, Vicente Leñero, Emilio Carballido, Teodoro González de León, Enrique Bostelmann, Eraclio Zepeda, Gabriel García Márquez, José Emilio Pacheco, Julio Scherer, Leonora Carrington y una veintena más de rostros del mundo intelectual mexicano e internacional.

“Junto con un grupo de amigos nos hacemos llamar Los últimos sobrevivientes del laboratorio, porque nos gusta hacer cargas, revelar, imprimir, aun cuando nos haya tocado el tránsito hacia lo digital. Por mi labor me tengo que adaptar, pero mis proyectos personales los hago con negativo y en blanco y negro porque esa magia no la he podido dejar”, señaló Domínguez.

El libro, también en blanco y negro, recupera una selección de rostros y miradas de creadores de diferentes disciplinas en entornos públicos y privados, entre ellos los Nobel Gabriel García Márquez y José Saramago.

En el prólogo de la edición, Mardonio Carballo se refiere a Domínguez como “un cronista de la lente”, alguien que ha sabido estar en el momento y lugar indicados para capturar la memoria: “Ha retratado a casi todos los artistas de su tiempo, de su espacio. Algunos se han ido ya a recorrer los senderos de luz. Otros continúan vitales y virtuosos”.