La Gran Barrera de Coral corre peligro

Los científicos señalan que el blanqueamiento de los arrecifes es debido a depredadores o altas temperaturas, el fénomeno está ocasionando la muerte de un tercio de los corales.
Muchos corales han ido muriendo lentamente.
Muchos corales han ido muriendo lentamente. (AFP)

Sídney

Muchos corales de la Gran Barrera en Australia siguen muriendo por enfermedades o por la acción de depredadores, después de que el arrecife sufriera el peor blanqueo de su historia, denunció este miércoles un grupo de científicos.

Toda una franja de corales se blanquearon en el tercio norte de esta masa de biodiversidad, que mide cerca de 2 mil 300 kilómetros de largo. La subida de las temperaturas llevó entonces a una mortandad sin precedentes de los corales.

Los investigadores volvieron a efectuar mediciones este mes y detectaron que "muchos más han ido muriendo lentamente".

"En marzo, detectamos muchos corales gravemente blanqueados pero que todavía estaban vivos, pero esta semana no detectamos a ningún sobreviviente", dijo Andrew Hoey, investigador del centro encargado del estudio de esta especie en la Universidad James Cook.

TE RECOMENDAMOS: El milagro del único arrecife coralino del Pacífico mexicano

El científico agregó que además "hay caracoles que comen corales que se están congregando en torno a los sobrevivientes y los corales debilitados son más propensos a las enfermedades. Muchos de los sobrevivientes están en un muy mal estado".

El investigador Greg Torda indicó que de los animales medidos cerca de la isla de Cairns (noreste de Australia), la puerta de entrada de este ecosistema, la masa de corales vivos que cubren el arrecife cayó desde un nivel de 40 por ciento en marzo a un 5 por ciento.

En las zonas centrales y sur de la Gran Barrera, los arrecifes se encuentran en mejores condiciones y están recuperando sus colores.

Los científicos han notado que en el mejor de los casos, los corales que han sobrevivido han recuperado su relación simbiótica con las algas, pero en el peor, éstos han muerto lentamente de hambre debido a que no han podido obtener los nutrientes de las algas.

Los científicos esperan tener las cifras finales sobre la mortalidad de los corales en el norte a mediados de noviembre de este año cuando realicen otro estudio, aunque está claro que este fenómeno de blanqueo es el más severo de los últimos tiempos.

Los corales mantienen una relación simbiótica especial con unas algas microscópicas llamadas zooxanthallae, que proporcionan a sus anfitriones el oxígeno y una porción de los compuestos orgánicos que producen mediante la fotosíntesis.

Cuando están sometidos a estrés ambiental, muchos corales de arrecifes expulsan en masa sus zooxanthallae, y los pólipos del coral quedan sin pigmentación y aparecen casi transparentes sobre el esqueleto blanco del animal, en un fenómeno conocido como blanqueo.

Este fenómeno se produce como reacción a condiciones anormales del entorno, como un aumento de la temperatura del agua, que hace que los corales expulsen microalgas fotosintéticas, vaciándose de color.

El sitio, de 345 mil kilómetros cuadrados, se salvó por poco de ser inscrito por la Unesco en su lista de sitios en peligro, y Canberra está llevando a cabo un plan de protección para los próximos 35 años.


JOS