• Regístrate
Estás leyendo: Balo Pulido exhibe Palo de tres costillas en el Ex Convento
Comparte esta noticia

Balo Pulido exhibe Palo de tres costillas en el Ex Convento

La muestra que incluye escultura, pintura y gráfica puede admirarse hasta el 29 de julio
Publicidad
Publicidad

El nombre no es común: Palo de tres costillas es una planta medicinal mexicana cuyo término popular le sirvió de inspiración al artista para nombrar su obra. En efecto, las costillas simbolizan tres vertientes del arte que Pulido domina con soltura –escultura, pintura y gráfica- y que comparte en esta muestra donde los cuadros adquieren tonalidades propias de los elementos de la naturaleza. Su tronco común es la expresión libre y espontánea del artista, según explica. 

Pulido, quien se define a sí mismo como un impresionista contemporáneo, pretende en esta exposición motivar al espectador a integrarse, a ser parte de las imágenes, encontrando una historia propia a través de ellas. Para él, los paisajes son emotivos pero también atemporales, es decir, el espectador puede situarlos en cualquier época y lugar. 

Con trazos simples y seguros, las obras se distinguen por su dinamismo y color. Menos es más, dice el refrán y Pulido está de acuerdo: “No intento decir mucho, más bien trato que el espectador complemente la historia. Creo que al no decir mucho se es más generoso”. Igualmente, opina que cuando la obra queda terminada ya no le pertenece al artista si no a quienes la observan y, de algún modo, complementan la información al vivir una experiencia sensorial a partir de la misma.

El artista tapatío cuenta una trayectoria de más de veinte años nutrida por exposiciones colectivas e individuales, así como la obtención de varios premios, entre ellos, el premio de escultura Juan Soriano en el año 2012. La escultura, por cierto, dice ser una afición relativamente reciente en su carrera. En la exposición, compuesta por casi 40 obras, se aprecian varias de ellas realizadas con diversos materiales como bronce o madera, comenta que si bien cada técnica tiene su propio lenguaje, todas tienen en común haber sido creadas con espontaneidad y dedicación. 

“Si bien la mayoría de las personas acostumbran primero leer la información de las cédulas, debería ser a la inversa: primero apreciar la obra y después leer.” Explica que es importante hacerlo así ya que esto brinda libertad al espectador, permitiendo una experiencia más cercana con la obra. De esta forma, lo que lea al final será solamente un complemento. Al final, lo importante es la significación que cada persona le aporte y el goce que esto pueda le provocar, afirma. 

La exposición estará abierta hasta el 29 de julio y puede visitarse de martes a sábado en un horario de 10:00 a 20:30 horas y domingo de 10:00 a 18:00 horas en el Ex Convento del Carmen en Juárez 638. Entrada libre.

Con información de Verónica Banda

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.