ENTREVISTA | POR GUSTAVO MENDOZA LEMUS

Eduardo Sacheri Escritor

Eduardo Sacheri, el autor argentino quien visitó la ciudad para presentar La vida que pensamos, reflexiona acerca de la incursión de los literatos en el mundo del soccer.

“¿Qué tiene de malo bajar a lo popular, a lo festivo, llegar al futbol?”

“Escribir es, en buena medida, una prolongación del acto de leer”.
“Escribir es, en buena medida, una prolongación del acto de leer”. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Espera cualquier timbrazo en su celular que calmen las ansias. El equipo del escritor Eduardo Sacheri, Club Atlético Independiente, se juega la vida cada fin de semana para regresar a la Primera Nacional de Argentina, y a 25 minutos de entrevista el timbrazo no ha llegado.

Reconocido por ser autor de La pregunta de sus ojos, llevada al cine en 2005 bajo el título de El secreto de sus ojos, ganadora del Oscar por mejor película extranjera.

Eduardo Sacheri (Buenos Aires, 1967) llegó a la ciudad por dos motivos: primero, a presentar su libro de cuentos La vida que pensamos y por el estreno de la cinta animada Metegol, dirigida por Juan José Campanella que se estrena este viernes.

La entrevista termina y el mensaje no llega. Sacheri se preocupa porque su hijo –como hincha en La Roja– no se comunica. "De seguro van empatados o perdiendo".

¿Te inclinó a la escritura el hecho de vivir una infancia cercana a los libros?

Sí, seguro. Creo que escribir es, en buena medida, una prolongación del acto de leer, es como un paso más autónomo, pero en este mismo proceso, es decir, yo escribo cuando siento la necesidad de leer cosas que aún no encuentro escritas. Para mí fue esencial leer toda la vida, desde muy chico.

¿Cómo ves el uso de la metáfora en el futbol?, que se ve en la crónica deportiva pero más en las narraciones televisivas.

Me parece que la literatura vinculada con el futbol corre ciertos riesgos especiales. Uno de ellos es apostar exclusivamente a la emotividad y otro de los riesgos es lanzarse a un barroquismo demasiado exhaustivo, pienso en los grandes narradores radiales de los 40 y 50, donde sus relatos estaban llenos de metáforas pero tenía que ver hacer visual lo que no era, en el radio es aceptable y necesario pero para la función ya no funciona; para la literatura, alguna metáfora valdrá, pero con cuidado.

En la inmediatez informativa ¿prefieres ver un partido en vivo y después leer una buena crónica, o sólo una de las dos opciones?

Digamos, termino eligiendo muchas veces una crónica bien escrita. Lo que pasa es que me quedo pensando en el futbol argentino en la actualidad donde en la televisión no abundan los buenos relatores, casi que al contrario. Los mejores comentaristas televisivos se encargan de narrar el futbol europeo.

Hasta hace unos años todavía existía ese prejuicio de que un escritor no podía hablar de deportes, en especial del futbol.

En Argentina creo que está erosionado ese prejuicio desde hace un buen tiempo. Con el trabajo de tipos como Roberto Fontanarrosa u Osvaldo Soriano en Argentina se dio la imagen de que si estos capos de las letras lo hacen, ¿qué tiene de malo bajar a lo popular, a lo festivo, llegar al futbol?

Háblanos de Metegol, la película animada cuyo guión es tuyo y ya se trabaja la segunda parte.

Visualmente, en movimiento, color, 3D realmente parece una película hecha en EU. Espero que cumpla con las expectativas.

¿Crees que la prensa argentina ha abusado de sus críticas a Leonel Messi, siempre comparándolo con Maradona?

La prensa lo único que hizo fue explotar un prejuicio ya existente. Los argentinos seguimos en duelo porque Maradona no sigue jugando.

Hay un resentimiento para todo lo que ha venido después, aunque es verdad, Diego hizo cosas en la selección que Messi no ha hecho, aunque está muy a tiempo de hacerlas.