Despierta Isaac Hernández el Auditorio Nacional

La noche del sábado el bailarín mexicano Isaac Hernández presentó por segunda vez Despertares, demostrando así por qué es considerado uno de los mejores intérpretes del mundo.

Ciudad de México

Cientos abarrotaron el Auditorio Nacional, en Reforma, para ver el espectáculo Despertares, una gala dancística del primer bailarín del Het National Ballet de Holanda, quien reunió a más de 20 figuras de algunas de las mejores compañías a escala internacional, como el Royal Ballet de Londres, el National Ballet de Alemania y el San Francisco Ballet, entre otras.

A las 20:30 horas las luces en el interior del recinto se apagaron; las pantallas proyectaron un video con los momentos más emblemáticos de la trayectoria del mexicano.

Hernández salió al escenario acompañado de Jurgita Dronina, su compañera en el Het Nationale Ballet, con quien interpretó algunos pasajes de Romeo y Julieta y el pas de Deux de Don Quijote.

El programa incluyó piezas clásicas como contemporáneas: Diving into the lilacs, In the Seam, Piazzola Tango, Romeo y Julieta y Don Quijote fueron algunas de las más emotivas.

Sobre el escenario la sobresaliente ejecución de los artistas hizo que la pobre escenografía pasara desapercibida. No hubo momentos para distraerse.  

Uno de los bailarines más esperados de la noche fue otro Hernández. Esteban, hermano de Isaac, recibió una gran ovación al salir al escenario.

La música del violinista Simeon Simeonov y del pianista George Xiaoyuan Fu dieron pie para que comenzara la segunda parte del espectáculo. Las carcajadas llegaron cuando el pianista tocó las primeras notas de la melodía del juego de video Mario Bros.

La danza contemporánea se hizo presente con la participación de Martin y Facundo Lombard, quienes bailaron Chant et fugue. Destacó que al final de su acto bajaron del escenario para saludar de mano al público y agradecer la ovación de los asistentes.

El momento más vibrante de la noche se presentó cuando Isaac y Esteban Hernández ejecutaron la pieza A mi manera, que puso fin al espectáculo que duró casi tres horas.

Despertares juntó en una misma noche a los bailarines Rupert Tookey, del Nederlands Dans Theater; Melissa Hamilton, del Royal Ballet de Londres; Vito Mazzeo, del Dutch National Ballet; Maria Kochetkova, del San Francisco Ballet; Daniel Ulbricht, del New York City Ballet; Misty Copeland, del American Ballet Theatre, y Alexandre Riabko, del Hamburg Ballet.