Reparan baches en Chicago… con arte

Jim Bachor no solo rellena con cemento los agujeros en las calles, sino que lo hace con mosaicos y sentido del humor: algunos incluyen el número telefónico de talleres mecánicos para autos.

Chicago

Es posible que para muchos, el bache perfecto no exista. Pero para el artista de mosaicos Jim Bachor, el ideal es uno con una hermosa forma ovalada. Bachor empezó a rellenar estos agujeros en las calles hace poco más de un año, después de que uno que había frente a su casa se convirtiera en una molestia.

Sin embargo, Bachor no se limita a llenarlos de cemento. Ha convertido la reparación de baches en un proyecto público de arte, con sentido del humor. Lo que hace es llenarlos de mosaicos.

"Simplemente creo que es divertido añadir esa pequeña chispa a un asunto del que la gente se queja", comentó este vecino de Chicago, que también tiene obras colgadas en galerías. Este antiguo arte le interesó desde un principio por su durabilidad.

Equipados con conos naranjas y chalecos que llevan su apellido, Bachor y sus ayudantes tienen un aspecto bastante oficial como para cerrar un tramo de una calle mientras trabajan en rellenar un bache.

Bachor emplea el diseño de la bandera de Chicago como diseño en su arte callejero. Algunas versiones incluyen números de teléfono de tiendas de reparaciones de coches, mientras que otras simplemente dicen "POTHOLE" ("bache"). En su última obra, al norte del centro de la ciudad, pone "#21914", un guiño al gran número de agujeros que existen en las calles de Chicago.

Aunque su arte de mosaicos no es una solución permanente a este problema, al menos es una pequeña reparación, comenta. La ciudad no ha cerrado su proyecto, y algunos miembros de la comunidad han expresado su gratitud.

Después de su primer proyecto, un vecino le paró para darle las gracias. "Y entonces, 15 minutos más tarde, volvió con un café y un pastel para mí", recuerda Bachor, "así que pensé que eso era fabuloso".