Los autos "inteligentes" están desprotegidos contra los "hackers"

Con información de 16 fabricantes se reveló  que no cuentan con medidas de seguridad.  
El legislador Edward Markey presenta el estudio.
El legislador Edward Markey presenta el estudio. (J. Scott/AP)

Washington

Los fabricantes de automóviles han comenzado a equipar sus productos con tecnología inalámbrica, pero no han protegido adecuadamente esas características novedosas contra la posibilidad real de que los hackers puedan tomar control del vehículo o robar información personal, afirmó un político.

El senador federal, Edward Markey, que basa su argumento en información suministrada por los fabricantes, ha concluido que “muchos en el sector automotor no comprenden las implicaciones de esta nueva era informática del automóvil”.

El demócrata por Massachusetts hizo a los fabricantes una serie de preguntas sobre las tecnologías que han instalado en sus modelos más recientes y sobre las protecciones con las que cuentan para asegurar que la información, que con frecuencia envían por vía inalámbrica, no se use de  manera perjudicial.

El senador cuestionó el asunto después que investigadores mostraron cómo los hackers pueden tomar el control de algunos vehículos populares, haciendo que aceleren repentinamente, giren, apaguen y enciendan las luces y modifiquen la lectura del velocímetro y el indicador de combustible.

Las respuestas de 16 fabricantes “revelan que hay una clara falta de medidas de seguridad para proteger a los conductores contra hackers, que pueden tomar el control del vehículo o utilizar  información personal del conductor”, indica un informe del despacho de Markey.

Los autos nuevos tiene más de 50 unidades electrónicas de control que son parte de una red. Algunos tienen puntos de entrada inalámbricos a computadoras; como el sistema de monitoreo de la presión en los neumáticos, Bluetooth, acceso a internet, cerradura electrónica, encendido remoto, sistemas de navegación, wifi, sistemas antirrobo y envío de información del automóvil a los fabricantes.

La mayoría de los modelostambién puede recopilar una enorme cantidad de información sobre su uso, que permite a los distribuidores monitorear e inutilizar a los autos cuyos dueños no hacen sus pagos o se los roban.

La mitad de los fabricantes dice que envían información por vía inalámbrica sobre el historial de manejo desde el vehículo a otro lugar, con frecuencia a través de terceros y la mayoría no describe “un medio efectivo de proteger esa información”, indica el informe.

En noviembre de 2014, 19 empresas que fabrican la mayoría de los vehículos de pasajeros y camiones ligeros que se venden en EU acordaron un grupo de principios para proteger la privacidad de los conductores, pero Markey ha dicho que los esfuerzos voluntarios no son suficientes.

Los fabricantes que contestaron a Markey son BMW, Chrysler, Ford, General Motors, Honda, Hyundai, Jaguar Land Rover, Mazda, Mercedes-Benz, Mitsubishi, Nissan, Porsche, Subaru, Toyota, Volkswagen-Audi and Volvo. Tres — Aston Martin, Lamborghini y Tesla— no contestaron a su solicitud de información.