Autoempleo, vía de desarrollo profesional para los actores, recomienda especialista

Es vital que tengan herramientas para realizar proyectos propios: Osorio Hernández.
“Hay muchos espacios escénicos desaprovechados”.
“Hay muchos espacios escénicos desaprovechados”. (Héctor Téllez)

México

El mercado laboral ideal para los actores está en el teatro, la televisión y el cine, además de la producción escénica y el diseño, ejecución y financiamiento de proyectos artísticos. Pero su panorama no luce muy halagüeño, ya que se enfrentan a la falta de espacios, oportunidades y salarios mal remunerados, dice a MILENIO Miguel Ángel Osorio Hernández, consultor en Residencia y Coaching por la Universidad Complutense de Madrid.

El experto, quien realizó estudios de gestión cultural en la Universidad Carlos Tercero de Madrid y cursó la licenciatura en Literatura Dramática y Teatro en la UNAM, dice que muchos actores se las han tenido que ingeniar para encontrar alternativas: hoy es indispensable que también posean herramientas para desarrollar sus propios proyectos y puedan autoemplearse.

¿Cuál es el mercado laboral de los actores?

La primera opción es convertirse en docentes y talleristas. También dedicarse a la animación, la promoción escolar, al modelaje, al doblaje y a la locución. Los más afortunados logran insertarse en el ámbito de la televisión y el cine, o bien ingresan al selecto grupo de beneficiarios de los programas del Fonca.

“Existen también actores que, por necesidad, fungen como actor-productor y emprenden su propia organización para autoemplearse y a la par ofrecer empleo a otros colegas del gremio. Sin embargo, en todos los casos hay desconocimiento de la administración, la contabilidad, las relaciones públicas y los aspectos legales. Esa es la principal limitante para que el actor obtenga uno o varios empleos”.

La queja es que hay muy pocos espacios para la actuación.

Efectivamente, pero también son pocos los actores que toman la iniciativa de autoemplearse y generar sus propios proyectos. Hay muchos espacios emergentes que han surgido para dar cabida a los actores; una de estas propuestas es el microteatro, que consiste en realizar obras de teatro en departamentos, que ha tenido gran éxito no solo en México, sino también en España.

“Hay una gran variedad de espacios escénicos desaprovechados, desde pequeños foros en las casas de cultura, hasta teatros con escasa programación. El pretexto en general es el mismo: la falta de presupuesto gubernamental en dichos espacios, lo cual se traduce en tener que regalar tu trabajo al presentarse en dichos lugares”.

¿Cuál es la carta de presentación del actor?

Como director de escena te diría que la puntualidad, la disposición, la higiene y la disciplina. Después de fungir como director de casting un par de veces, aprendes a distinguir en segundos si ese día el actor no se bañó, si hace o no hace ejercicio, si se sabe parar, si viene a darlo todo o, por el contrario, vino al casting pero no tiene disposición.

“Desde el ámbito de la producción te diría que la mejor carta de presentación de un actor es que se mantenga vigente en la escena; es decir, está en un proyecto y al terminar comienza con otro y después con otro. Hay actores que no se sientan a esperar
a que los llamen a trabajar sino ellos mismos se han formado y capacitado para permanecer vigentes en la escena”.

¿En qué consiste la estrategia de marca personal?

Desarrollar una marca personal es promocionarse uno mismo. Y esto aplica para cualquier persona que desea mejorar sus oportunidades de
empleo o de negocio. Se trata de aprender a promocionarse uno mismo, ya que al hacerlo aumentamos nuestra visibilidad y llamamos la atención de otras personas, en este caso de otros directores y productores del ámbito artístico y cultural.

“Desde hace dos años he trabajado en el desarrollo de mi marca personal como gestor y productor escénico, y gracias a esto he obtenido empleo implementando proyectos en diferentes estados de la República”.