As de Oro: la música se lleva por dentro

La agrupación mixteca resultó beneficiada con el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias con un apoyo que les sirvió para el vestuario.

Juárez

La banda mixteca As de Oro toca la música que el público pida. Sus melodías pasan de una chilena oaxaqueña hasta la polka del “Cerro de La Silla”.

Originaria de la colonia Héctor Caballero, en Juárez, Nuevo León, la agrupación es una de las 10 bandas de música oaxaqueña que existen en el sector. Esta agrupación decidió inscribir su proyecto en el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC), resultando beneficiados con 50 mil pesos que sirvieron para la compra de sus trajes.

“A veces salimos a trabajar, o sea, hay algunas partes que no nos reciben así con la ropa normal. A muchos clientes les gusta más la banda así con traje”, menciona Ernesto Alfaro Cruz, miembro de agrupación.

La banda de 15 integrantes, acudió con su traje completo a la presentación de la convocatoria 2014 del PACMyC. Fueron vestidos de pantalón y camisa negra con un chaleco verde oliva, el cual luce ornamentos en la solapa y el “As de Oro” en la espalda. En el brazo derecho se tejió la imagen de San Andrés, el patrono de su pueblo natal San Andrés Montaña en Oaxaca.

“Cada año vamos a tocar allá en la fiesta. San Andrés es un ranchito, y hace poco fuimos por allá a tocar”, explica.

En la banda se ven tanto jóvenes como adultos. Todos son vecinos de la colonia Héctor Caballero y los trabajos principales son tocar en ceremonias civiles, sociales, serenatas o bailes.

Ernesto Alfaro menciona que la música la traen “podría decirlo, en la sangre”. Los niños, al ver a los adultos tocar la tuba o el clarinete, quieren que les enseñen para tocar como los grandes de la casa.

Todos, de alguna manera, están relacionados con la música. Tienen unos 10 años de residir en Nuevo León más de 10 años y al principio no era fácil tocar la música tradicional oaxaqueña por estas tierras.

“Ha sido difícil, pero nos hemos sabido acomodar, pues ya ve que aquí el regio pide polkas, sones, es más que nada lo que piden. Batallamos un poco, pero ya nos acomodamos”.

 

Apoyo cultural

La cooperativa Manos que trabajan ha sido beneficiaria, de igual forma, del PACMyC. Rebeca Cervantes Méndez, junto con seis integrantes de su familia, producen diversos artículos de hoja de palma que venden en la ciudad.

Actualmente están recibiendo capacitación por parte del Tecnológico de Monterrey para echar a andar una microempresa y buscan contar con una sede fija donde puedan vender productos, que varían entre bolsas, tortilleros o, incluso, figuras de animales.

“Quisiéramos un espacio para vender nuestros productos. A veces es difícil vender, por ejemplo afuera de las iglesias, porque unos sí nos dejan, pero otros no”, comenta Rebeca Cervantes, vecina de la colonia Esperanza, en Juárez.

Por su parte, el promotor cultural Abel Moreno, quien a través del Consejo Ciudadano de Cultura, señaló que con el apoyo del programa han logrado realizar eventos para promover la lectura en espacios públicos.

 

Darán talleres

La convocatoria para 2014 del PACMyC se ha abierto y es pública en www.conarte.org.mx. Los últimos años este programa ha servido para apoyar iniciativas ciudadanas, teniendo un especial énfasis en las comunidades indígenas.

Para los interesados en inscribir alguna iniciativa, el Museo Estatal de Culturas Populares (Abasolo y Mina, Barrio Antiguo) ofrecerá talleres para informar cómo acceder a la convocatoria y llenar correctamente el formulario.

Las sesiones se estarán ofreciendo los sábados de marzo y abril, de las 11:00 a las 13:00 y de las 14:00 a las 16:00. Para mayores informes los interesados pueden comunicarse a los teléfonos 8344- 5311 y al 8344-3030.