• Regístrate
Estás leyendo: Artistas solicitan ayuda del gobierno ante adeudos
Comparte esta noticia

Artistas solicitan ayuda del gobierno ante adeudos

Miguel Canseco, quien participó en el proyecto cultural Manifiesto Torreón 101, dijo que no sólo ellos resultaron estafados, sino también proveedores y coleccionistas que nunca recibieron las piezas.

Publicidad
Publicidad

El artista plástico Miguel Canseco, quien participó en el homenaje que se le realizó a la ciudad de Torreón en el proyecto cultural Manifiesto Torreón 110, indicó que las autoridades municipales y estatales deben actuar debido a que los participantes, es decir, creadores, proveedores y coleccionistas o compradores de la obra fueron defraudados por la coordinadora, Marcela Castillo Monsiváis.

“De entrada los creadores que firman no son todos los afectados, hay más y una de las intenciones de comunicar esta situación es que otras personas que hayan sido afectadas sepan que hay unión entre los que participamos y que al final del día quedamos con adeudos, con información que no es correcta y compartiendo el desconcierto”, indicó.

En la entrevista telefónica reiteró que todos los participantes entraron al esquema de trabajo planteado con el ánimo de participar en un homenaje a la ciudad y hacer obra de gran escala que llegara a toda la población, pero ningún artista recibió su pago, los proveedores se quedaron con pagos inconclusos.

En el diseño del proyecto participó además Aldo Villarreal como director de urbanismo, manifestó que el conflicto ahora se enfrenta con Castillo Monsiváis como directora o coordinadora del proyecto, aunque en él participaron autoridades, asociaciones y creadores.

Miguel Canseco estableció que a él, como a todos los creadores, se le prometió un pago inicial de 8 mil pesos por la realización del torreón y otro pago después de su comercialización, de acuerdo al pago de salida en la subasta.

“En su momento empezó el goteo, peguntando si ya les habían pagado y gradualmente nos dimos cuenta de que todos habíamos quedado truncos en cuanto a los pagos y creo que esto compete directamente a la coordinadora porque tanto las autoridades como los creadores están desconcertados”.

Canseco confirmó que algunas piezas fueron adquiridas pero no fueron entregadas a los clientes, sin que le pagaran al artista lo que le correspondía, configurando un fraude a todas las partes involucradas.

“Ella tiene en su haber un recurso que no llegó al artista y comercializa una pieza que no llega al coleccionista. Al paso de tres meses los coleccionistas comienzan a decir que ya pagaron y los artistas le dicen ‘Ya te pagaron, ¿dónde quedó lo mío?’ Al inicio fue muy padre porque fue reconocer al artista como un profesionista, que es como un doctor o abogado y vive de su trabajo creativo”.

Al final, dijo, ni clientes, ni proveedores, ni artistas recibieron una percepción económica, sin considerar a las asociaciones civiles que prometieron ayudarían a través de la subasta.

ldv

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.