• Regístrate
Estás leyendo: Artistas jaliscienses exhiben en su casa de la Ciudad de México
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 18:28 Hoy

Artistas jaliscienses exhiben en su casa de la Ciudad de México

Destaca el trazo de Jacob Flores Carrillo entre Arévalo, Fors y Malo. Mismo mundo, mismo cielo, diferentes perspectivas.


Publicidad
Publicidad

Arllete Solano

Desde este miércoles puede apreciarse en la Casa Jalisco de la Ciudad de México la colectiva Mismo mundo, mismo cielo, diferentes perspectivas que incluye obras de Javier Arévalo, José Fors, José Luis Malo y Jacob Flores Carrillo.

De esta exhibición destaca la obra de Flores Carrillo como uno de los jóvenes que despunta con su arte figurativo, cargado de contrastes y simbolismos. En sus óleos el rinoceronte es el rey que se posa agonizante como sucede en la realidad ante la especie humana que amenaza su existencia con su insistente caza. En sus paisajes desolados se encaja una obra de tonalidades brillantes en casi todos los casos de factura extranjera, lo que da el ingrediente de disparidad en la composición pictórica. Jacob Flores Carrillo emerge entre los maestros de la pintura de manera similar que surge el ralo colorido en sus obras. Su obra se exhibe desde hoy con otra de colegas jaliscienses como José Fors, Javier Arévalo y José Luis Malo, entre otros la Casa Jalisco de la Ciudad de México.

Nacido en Guadalajara en 1981, asegura que tuvo un despertar tardío y autodidacta. Egresado del Instituto Cultural Cabañas, fue pupilo de Juan Carlos Macías, Humberto Baca, Enrique Hernández, Javier Galván y más tarde se convirtió en asistente de Humberto Baca y durante un lustro pasó por los talleres de Luis Valsoto, Cornelio García y Héctor Navarro hasta que se cobijó durante otros cinco años con el talento de Sergio Garval.

En su propia historia como pintor obtuvo el segundo lugar en la Bienal de pintura José Atanasio Monroy, lo mismo que el Premio de pintura Jorge Martínez y justo después vino la oportunidad de llevar su colección Contra viento y marea a la sala de exposiciones del Senado de la República. Esto detonó la apertura de nuevos espacios y proyectos, tal es el caso que a finales de este año su obra viajará a Estados Unidos y en agosto estará en España, aunque anteriormente ya expuso en París y Roma como parte de una colectiva institucional.

Contra viento y marea se integró por 22 óleos sobre tela en distintos formatos, unos de 30x40 centímetros y otros hasta de 1.8x3 metros, pero en cada uno había un aire al suizo Arnold Bocklin que inspiró la colección. Entre barcas, bahías y entornos marítimos las piezas cautivaron a coleccionistas y senadores que se llevaron más de la mitad de la obra, el resto se trasladó a la Oficina de representación del gobierno de Jalisco en la Ciudad de México donde estuvo hasta el pasado lunes. A esto se añade la exhibición de Mismo mundo, mismo cielo, diferentes perspectivas, una colectiva donde participan una decena de destacadas firmas, entre ellas la de Javier Arévalo, José Fors, José Luis Malo, Adriana Verlanca y Jacob Flores Carrillo se integra como artista invitado con un óleo de gran formato.

La pieza que presenta se titula Belleza efímera y es de gran formato, ésta se alinea a la recurrente escena gris entorno a un paquidermo con semblante desesperanzado con su atractivo cuerno largo y el otro más corto suplicante ante humanos elegantes que posan su belleza policromática. En este caso, es una obra de pintura alemana la que completa la escena. Mismo mundo, mismo cielo, diferentes perspectivas puede apreciarse en la Casa Jalisco de la Ciudad de México, ubicada en Campos Eliseos 11 en Bosque de Chapultepec.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.