Sin permiso, artista instala estatua en el centro de Tel Aviv

El artista Itay Zalait dijo que la instalación de la estatua representa  un acto político artístico subversivo para comprobar si la sociedad israelí es suficientemente madura.
La estatua del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, fue retirada la mañana de este martes.
La estatua del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, fue retirada la mañana de este martes. (EFE)

Tel Aviv

Un desconocido artista israelí desconcertó a los habitantes de Tel Aviv por colocar sin autorización una gigantesca estatua dorada del primer ministro, Benjamín Netanyahu, en la céntrica plaza Rabin, en lo que él mismo calificó como un "acto político artístico subversivo".

TE RECOMENDAMOS: Artista británica gana premio Turner con su arte profano

La estatua, de más de dos metros de alto y que se alza sobre un pedestal de otros dos metros, apareció en la plaza donde fue asesinado, en 1995, el entonces primer ministro, Isaac Rabin, por un ultraextremista judío frente a la alcaldía de Tel Aviv.

Itay Zalait, el artista, confesó al diario Haaretz que su intención era "comprobar si la sociedad israelí es suficientemente madura como para aceptar una estatua como ésta" porque, agrega, "es algo que puede ocurrir".

El mundillo del arte israelí está desconectado de la realidad: ministra israelí de Cultura

"Básicamente lo que quería era mostrar la realidad como expresión visual. Hay muchas personas que reciben la inspiración de un líder fuerte. Las cosas que nos parecían distantes e irreales han cambiado. Hace dos años nos reíamos de que Trump quisiera ser presidente", explica sobre lo que puede ser interpretado como una crítica al populismo de derechas. 

"Así que lo que hice puede interpretarse como una provocación o como una profecía", advierte.

La estatua, hecha de madera y polímeros para su fácil traslado e instalación, fue colocada por el artista durante la madrugada sin el permiso de la Alcaldía, que antes de las 9:00 horas locales ya había adosado al pedestal una orden de retirada.

Su color dorado recalca el predominio en la política israelí de Netanyahu, que ha batido el récord del padre fundador de Israel, David Ben Gurión, como primer ministro que más años consecutivos ocupa ese cargo.

La ministra israelí de Cultura, Miri Regev, reivindicó las garantías y libertades en su país, pero aseguró en su cuenta de Twitter que el mundillo del arte israelí "está desconectado" de la realidad.


ASS