El arte urbano neolonés en el Cervantino

Leonardo Ayala y otros artistas urbanos intervinieron la plaza de toros de Guanajuato, a partir del tema de las fronteras y migración.
Leonardo Ayala es conocido en el mundo del graffiti como “VOJaque”.
Leonardo Ayala es conocido en el mundo del graffiti como “VOJaque”. (Jesús Alejo)

Guanajuato

Una de las actividades primordiales del programa de Nuevo León como estado invitado de honor en el Festival Internacional Cervantino es la presentación de su lado artístico urbano, siendo el graffiti una carta con la que buscan mostrar sus avances, en palabras de Leonardo Ayala, uno de los jóvenes artistas urbanos que ofrece talleres de graffiti en el espacio Genera.

“En Nuevo León me ha tocado ver que cada uno de los creadores han evolucionado hacia un estilo propio, sin tanta influencia como sucede en otros estados del sur, donde toman como más un lenguaje mexicano; en Nuevo León se empieza a ver una evolución, un estilo propio a través de una gráfica tipo óleo o muralismo, incluso la animación.”

Desde su perspectiva, esta manifestación de arte urbano es una oportunidad de aprovechar los espacios y darle color a las calles, no ver todo gris: las avenidas, los puentes, a donde sólo nos dan gris, “pues al gobierno le gusta tenernos así, como encerrados y sin imaginación”.

“Ver pinturas en la calle, además de que llegan a todo tipo de personas, te puede aportar algo al día a día, en especial cuando vas a trabajar o a estudiar, tienes la oportunidad de ver algo colorido en la calle.”

Conocido en el mundo del graffiti como “VOJaque”, Leonardo Ayala forma parte del grupo de artistas urbanos que intervinieron la plaza de toros de Guanajuato, a partir del tema de fronteras y migración, “todos lo abordamos desde lo malo hasta lo bueno: desde la esperanza que tiene el migrante hasta las pesadillas que puede tener”.

“En lo personal me inspiro en la naturaleza y en los animales y tratando de jugar mucho en el muro, porque nunca sabes de qué tamaño va a ser o qué textura va a tener la barda, entonces te tienes que adaptar e ir con una idea de no estar muy cerrado; en esa parte siempre tienes que estar improvisando al momento de pintar, tienes que traer ciertas imágenes y aprovechar, siempre dependiendo del espacio.”