El Arte Urbano de Google: de las ciudades a las pantallas

El catálogo en línea de la compañía aumentó su colección de arte callejero de 5.000 a 10.000 obras de 34 países, entre ellas más de 200 de México.
Obra del colectivo Doma, en Buenos Aires
Obra del colectivo Doma, en Buenos Aires

Google está en el proceso de crear un gran archivo digital para albergar los tesoros culturales de la humanidad, y la compañía tecnológica considera que también el arte que se ve en las calles es digno de difundirse y preservarse. Su proyecto Arte Urbano acaba de anunciar que duplicó de 5.000 a 10.000 el número de obras callejeras que se exhiben en su plataforma.

En el catálogo en línea, que funciona desde junio de 2014, se pueden ver obras de arte callejero de 34 países del mundo, incluido México. La iniciativa forma parte del Google Art Project, cuyo objetivo es hacer accesible el arte a través de miles de imágenes en alta resolución de obras provenientes de museos y colecciones privadas.

Google entendió que las ciudades son una especie de museos vivos y que preservar sus murales era importante al tratarse de obras efímeras. Como afirmó Lucy Schwartz, del Google Cultural Institute: "Existe mucho trabajo y dedicación detrás de una pieza de arte callejero. Sin embargo, su naturaleza transitoria las pone en riesgo de ser borradas, de desaparecer".

A menos de que sean capturadas por una de las cámaras de Google.


(Obra del artista Above, en Malmö, Suecia)

La manera en que trabaja el Google Street Art es a través de la asociación con organizaciones de arte urbano alrededor del mundo, que hoy -después de las nuevas incorporaciones- suman 85. Las obras que los socios proponen para su exhibición comparten la característica de que no fueron creadas como actos vandálicos.

Entre los socios mexicanos se encuentra, por ejemplo, el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, que desde 2010 mantiene el programa Del graffiti al arte urbano.

La idea comenzó con la identificación de un problema: "Que el graffiti vandálico -los rayones o marcas- generaba una percepción de inseguridad en los barrios", explica Paola Aceves, la coordinadora del proyecto. El objetivo, entonces, era convertir esos rayones en murales más sofisticados y generar espacios de convivencia segura.

Hasta la fecha, el Consejo convoca a artistas jóvenes para intervenir paredes en delegaciones como la Cuauhtémoc, la Venustiano Carranza o Coyoacán. La organización pone el material -gracias al apoyo de empresas-, consigue los permisos y sugiere temas relacionados con problemáticas urbanas o medioambientales. El resto queda en manos de los artistas.

Google contactó con el Consejo Ciudadano y le pidió que hiciera una selección de 26 obras para incluir en su plataforma digital. La colección se puede ver en la exposición en línea Arte urbano, el nuevo rostro de la Ciudad de México.

(Mural en Santa María La Ribera, auspiciado por el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México)

El otro socio mexicano es el programa Hidro Arte, del Gobierno del Distrito Federal, que desde 2013 convoca a artistas urbanos a proponer murales que tengan que ver con la cultura del agua. Los ganadores realizan sus obras en distintas paredes de la ciudad, y ahora también pueden verse en la plataforma de Google. 

(Obra de Héctor Roberto Gómez Oliver, del proyecto Hidro Arte, en la Ciudad de México)

El proyecto de Arte Urbano de Google es para explorarlo sin prisas. Entre sus secciones se encuentran seis Visitas con Audio, como el recorrido virtual por los tanques de agua cubiertos de arte en los tejados de Nueva York. O la visita por los murales de Malmö, Suecia, donde el año pasado se llevó a cabo el Primer Festival Internacional de Arte Urbano.

En la plataforma también hay historias de artistas urbanos y una sección llamada GIF-itis, en la que se utiliza la tecnología para animar las obras de arte callejero. Primero se pinta un mural sobre una pared, luego se filma y por último se vuelve a pintar para crear imágenes en movimiento.



(Tanque de agua neoyorquino intervenido por la artista y cineasta Laurie Simmons)


Twitter: @EuCoppel