• Regístrate
Estás leyendo: Arte análogo en Toluca
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 14:37 Hoy

Arte análogo en Toluca

Al decir 'el celuloide no ha muerto', los integrantes defienden la relación íntima que genera el ritual de capturar y revelar.

Publicidad
Publicidad

Geraldine Castro

El disparo de la fotografía análoga extiende su tiempo de vida en línea recta hacia el futuro al necesitar ser revelada para ser vista o va dando pequeños saltos de nostalgia entre los recuerdos, esta técnica le exige al fotógrafo más que los segundos que un dedo tarda en presionar el botón que activa el obturador.

Frente a la oportunidad de forjar imágenes que se queden en la memoria, sobrevino el proyecto de Toluca Análogo, el cual incita a sus asistentes a caminar la ciudad con cámara en mano, los equipos que se usan durante esta actividad son aquellos que fueron designados como tradicionales a partir de la aparición de la foto digital.

Buscar una imagen a través de la también conocida foto tradicional requiere de la mezcla de pasos organizados para lograr fijar una idea en papel, aunado a consideraciones imaginarias para elaborarlas ya que se mantendrán en carretes y en remembranzas hasta que su tiempo de estar en un cuarto obscuro les llegue, para una vez ahí revelarse a los ojos.

Desde hace un año, bajo el nombre de Photowalks, tres amantes de esta técnica de impresión invitan a los mexiquenses a sumarse a sus caminatas. Amaury Salas Mejía, Xochitl Elvira García y Amaresh Narro defienden el carácter catártico de la foto, su posibilidad de expresión y la relación íntima que genera el ritual de capturar y revelar.


"Algo provoca que las capturas hechas con una cámara análoga se recuerden de forma distinta a las realizadas con una digital", así lo dice Amaury quien lleva siete años dedicándose a esta técnica, estudió cinematografía en la escuela Veracruzana de Cine Luis Buñuel y en su paso por la academia empatizó con las posibilidades de esta práctica.

Frente a sus negativos acumulados, sintió la vigencia de la memorabilidad, eso de lo que escuchó hablar en una conferencia impartida en el museo Felipe Santiago Gutiérrez, por el director de la fototeca nacional, en donde la memoria que ejercita la foto análoga fue elemento de muchos argumentos a favor, la cual aseguran tiene en sí misma la posibilidad de evocación, cualidad que se nubla con la técnica digital, en donde la premura y la posibilidad de capturar innumerables fotos imposibilita la meditación acerca de su captura o "arremete contra la memoria".

"Este tipo de foto es parte de un ritual completo", señala el cineasta frente a la evidencia: un grupo de químicos etiquetados y dispuestos a usarse en palanganas particulares sobre el papel fotográfico.


Amaresh fue motivada por el álbum familiar, a través de este conoció a su abuelo y fue solo con las fotografías que él capturó con las que surgió un lazo hasta la fecha irrompible, la conexión nostálgica fue germinando su necesidad de hacer imágenes con película fotográfica, cuando empezó a profesionalizar su práctica encontró que algunas personas socavaban esta técnica al señalarla como "caduca", situación que solo multiplicó su curiosidad.

"Creo en la psicología de la imagen, en mi caso es un pilar para relacionarme mejor", sostiene. Para ella la accesibilidad de poder hacer tantas fotos nos desconecta del valor de crearlas, por ello es que quienes asisten a los Photowalks, "buscan una interacción real, debido a que el acceso a los dispositivos electrónicos ha hecho efímera la comunicación social.

"El foco rojo al centro del estudio solicita concentración a quien revela, narra Amaury, "te hace saber que es una atmósfera destinada solo para eso".

En el momento de revelar, la falta de luz vuelve especial el tener en la mano un rollo sin poder verlo; ¿lo estaré haciendo bien? se pregunta en el momento el fotógrafo. Los sentidos se mezclan para delinear una imagen mental de lo que antes se cruzó frente al objetivo, el olor, el sonido al lanzar un disparo y el tacto a la orilla de la lente hacen juego en este ejercicio que de reojo parece depender solo de la vista.

"Toluca Análogo es una necesidad de fotografiar, de generar comunidad y de memoria", comentan los fundadores a la vez que invitan a que en febrero los mexiquenses desempolven sus cámaras para salir a dar un paseo por la ciudad.

SGCF

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.