El color abstracto y puro de Margarita Morales

La pintora presenta 'La libertad de las formas', donde permite a los espectadores que interpreten lo que ven.
"Prefiero que el espectador interprete lo que siente" de mi arte, explica la artista.
"Prefiero que el espectador interprete lo que siente" de mi arte, explica la artista. (Especial)

Margarita Morales realiza cuadros abstractos porque —asegura— se siente liberada, al igual que sus trazos. En entrevista para MILENIO cuenta que mientras estudiaba practicó todas las corrientes, como se acostumbra en el mundo académico, pero que "llegó el momento en que rompí con eso, y se puede decir que me dirigí hacia lo abstracto.

"Esta liberación tuvo mucho que ver con unas clases de ilustración que tomé con Carlos Aguirre, en las que nos hacían elaborar algo clásico y después sacar lo abstracto. Ya que estaba hecho nos decían: 'Pártanlo a la mitad y construyan otra forma'".

TE RECOMENDAMOS: ¿El arte hecho por mujeres es inferior? Esto dice un estudio

Margarita Morales

Igual que la libertad que consiguió al salir la academia, la colaboradora de la colección MILENIO Arte explica que busca dársela al espectador: "Nunca uso temas específicos o concretos. Trato de no poner títulos a las obras porque la gente suele buscar, por ejemplo, si pongo en el nombre algo referente al paisaje, formas que los remitan a eso. Pero yo prefiero que el espectador interprete lo que siente, quiero darle la libertad de ver. Considero que cuando pongo un título ya todo está restringido".

Morales expuso recientemente La libertad de las formas en el Senado de la República, donde presentó 34 obras de pequeño y mediano formato. El nombre, según explica, hace referencia al proceso por el que ha pasado la pintura:

"Desde el siglo pasado el arte empezó a romper con todas las formas y tomó otro rumbo; ya no estaba la forma rígida, cerrada, sino que se abría con libertad. Los pintores de la vanguardia empezaron a prescindir de ella, como Picasso, De Kooning, Jackson Pollock y Rothko. Muchos de ellos se basaron en el color para hacer su propio lenguaje de esta manera, empezando a trabajar de una manera más pura; el pintor ya no estaba supeditado a la forma rígida que había prevalecido desde el Renacimiento. Actualmente hay una libertad de estilo, de expresión, cada quien puede inventar formas con total libertad, por ejemplo, formas orgánicas, geométricas, amorfas, usándolas como un medio de expresión".

La libertad de las formas se expondrá nuevamente en la colonia Juárez, además de una serie de naturaleza que ya prepara para exponer en el extranjero en 2018.


ASS