Parlamento británico aprueba la creación de bebés de "tres padres"

Busca prevenir mutaciones nocivas del ADN que se desarrollan con las enfermedades hereditarias graves; ayudará a 2,500 mujeres.
La concepciones se realizarán "in vitro".
La concepciones se realizarán "in vitro". (Ben Birchall/AP)

Londres

Reino Unido se ha convertido en el primer país en permitir la concepción in vitro de niños de tres progenitores para prevenir enfermedades hereditarias graves, después de que la Cámara de los Comunes aprobó ayer la medida.

La moción recibió 382 votos a favor y 128 en contra, ignorando a detractores que creen que se ha cruzado una línea ética peligrosa y que se abre la era de los bebés “de diseño”.

Los partidos dieron libertad de voto a sus diputados.

Una vez que la Cámara de los Lores (alta) sancione la moción, como se espera, los primeros niños resultado de esta técnica podrán nacer en 2016.

La investigación ha demostrado que la donación mitocondrial podría ayudar potencialmente a casi 2 mil 500 mujeres en edad reproductiva en Reino Unido.

Todas están en riesgo de transmitir mutaciones nocivas del ADN en las mitocondrias, orgánulos de las células que suministran la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular.

Los diputados aprobaron concretamente una enmienda a las normas que rigen la fecundación in vitro para permitir que los bebés sean concebidos con material genético de tres personas.

Además de recibir el ADN normal de su madre y su padre, a un niño se le dará también una pequeña cantidad de ADN mitocondrial sano de una mujer donante.

Las enfermedades mitocondriales pueden ser devastadoras, afectando a los órganos principales, causando desde ceguera hasta la pérdida de masa muscular.

“Hemos alcanzado un hito en darle a las mujeres una opción inestimable, la posibilidad de ser madre sin miedo a vivir bajo la amenaza de transmitir una enfermedad mitocondrial a sus hijos”,  destacó Robert Meadowcroft, director de la organización Campaña contra la Distrofia Muscular.

John Tooke, presidente de la Academia de Ciencias Médicas se congratuló por la decisión y recordó que “estos tratamientos buscan poder reducir el número de niños nacidos con enfermedades mitocondriales raras y ayudar a muchas familias a llevar vidas sanas y felices”.

“La votación es la culminación de años y años de debate. Quiero dar las gracias a los muchos científicos, médicos y especialmente a los pacientes y familias afectadas por estas enfermedades devastadoras, por su inestimable contribución a estas discusiones”, abundó.

Un grupo de organizaciones y activistas internacionales habían pedido en una carta abierta a los diputados que votaran a favor para ofrecer “a las familias el primer atisbo de esperanza de tener un bebé que viva sin dolor y sin sufrimiento”.

Los científicos del Centro Wellcome Trust de investigación mitocondrial de la Universidad de Newcastle se encuentran entre los pioneros de la donación mitocondrial y serán los primeros en ofrecer el tratamiento.

La profesora Alison Murdoch, de esta universidad, dijo que se “trata de una buena noticia para la medicina progresista”.

“Reino Unido ha mostrado al mundo como actuar”, resaltó.

Pros y contras

El acalorado debate confrontó posiciones en favor y en contra de esta técnica que requiere de la manipulación del material biológico.

La ministra de Salud de Reino Unido, Jane Ellison, aseguró que para muchas familias afectadas que pierden a sus hijos cada año esta es la solución para tener bebés sanos y rechazó que se trate de una técnica de modificación genética porque el “ADN mitocondrial no es alterado”.

Sin embargo, la iniciativa de ley ha sido opuesta por jerarcas de las iglesias católica y anglicana, que han manifestado su preocupación porque la regulación genere en el futuro los llamados “bebés diseñados” o “a la carta”.

Algunos científicos que se oponen argumentan que se requiere más investigación sobre los efectos de esta técnica y piden que sea explorada ampliamente en primates, antes de ser introducida en humanos.