Dramaturgia y coreografía para recuperar sensibilidad poética

Talía Falconi y Federico Valdez combinan una gran variedad de elementos en Aproximaciones dislocadas, obra que se presenta hoy y mañana en el Teatro de la Ciudad.
Aproximaciones dislocadas.
Aproximaciones dislocadas. (Diego Arteaga)

Ciudad de México

La instalación coreográfica Aproximaciones dislocadas inicio sus presentaciones ayer en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. Es dirigida por la artista ecuatoriana Talía Falconi y el compositor argentino Federico Valdez, quienes exploran, a través de un formato diferente de la dramaturgia, la dislocación de la realidad y los sentimientos de excentricidad que genera.

Los directores hacen una nueva propuesta teatral al poner en escena elementos dramatúrgicos, sonoros y coreográficos que tienen como tema el mostrar un universo que contiene sueños, rarezas y deseos, los cuales “apelan a recuperar la sensibilidad poética del ser humano”. Así, a partir del movimiento hay una mirada que genera extrañeza y un cruce con todos los elementos de la pieza.

La obra no aborda una narratividad lineal pues lo que se busca, según Falconi, es que “no se vea como una historia o un cuento, sino que a partir de la dramaturgia del movimiento y el sonido se haga una lectura dependiendo de dónde se vea, ya que hay varias escenas al mismo tiempo”.

La versatilidad de la muestra también recae sobre la gran importancia que tiene el público, gracias a que los asistentes no están en posición de observadores sino que serán partícipes de la obra en el mismo escenario y llegan a modificar las acciones que suceden. Por esto hay una capacidad limitada de entre 120 y 150 personas por función.

Los medios audiovisuales también tienen un papel importante, pues la danza y la música contemporánea son expresiones artísticas que buscan transmitir conceptos y emociones: “Lo que importa es la sustancia del arte porque nos permite comunicarnos de diferentes maneras que tienen que ver con los emociones y lo sensorial”, afirmó la directora.

Con el respaldo de su experiencia, el trabajo incluye un juego con las escalas, capas sonoras envolventes y una alternancia de personajes que tienen que ver con la libertad y que deriva en un razonamiento entre la realidad, el sueño, la narrativa y el arte.

Finalmente, se espera que después de esta, su tercera obra de larga duración en la ciudad, se dirijan a Caracas, Venezuela, para más presentaciones y que a mediados del próximo año regresen con otras tres obras.

Aproximaciones dislocadas se presenta también hoy a las 19:00 horas y mañana a las 18:00 en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, Donceles 36, Centro Histórico.