• Regístrate
Estás leyendo: Apostamos por mostrar otro Calvino: Ofelia Grande
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 22:00 Hoy

Apostamos por mostrar otro Calvino: Ofelia Grande

La directora del sello editorial expresa que el autor italiano es aún atractivo por su literatura, sus reflexiones políticas y gran influencia literaria.

Publicidad
Publicidad

Tras el 30 aniversario de la muerte del escritor italiano Italo Calvino queda la necesidad de revalorar el conjunto de su obra, porque lo más conocido de su bibliografía es lo que más se difunde en la actualidad, asegura la editora Ofelia Grande, directora de Siruela.

“Llevo en la editorial 16 años, y Siruela ya publicaba la obra de Calvino. Fue una apuesta muy personal de Jacobo Siruela casi desde el principio de la editorial, y yo creo que ha estado vigente siempre. De él tenemos publicados más de 30 libros, aunque en realidad son ocho los que son muy conocidos por los lectores.

“Una de nuestras apuestas por todos los homenajes con motivo del 30 aniversario del fallecimiento de Calvino ha sido mostrar a los lectores que hay otro Calvino, que hay otros títulos, que cada tipo de lector puede encontrar las diferentes formas en las que se manifestó a lo largo de su vida”.

La obra de Calvino, fallecido el 19 de septiembre de 1985, es una mirada que no caduca: hay narrativa contemporánea, fantástica, libros políticos, de memorias, literarios, y “cada lector puede encontrar un libro que sea el suyo, y que no sea necesariamente alguno de los emblemáticos.

“No pretendemos que todo el mundo haya leído los 32 libros de Calvino, pero literariamente sigue siendo muy atractivo, incluso para las generaciones más jóvenes, sobre todo por los títulos de literatura fantástica. Pero además es un autor con mucha influencia en otros autores más contemporáneos que así lo reconocen”.

Pero también está el Calvino ensayista, social y políticamente comprometido, explica Grande, cuyas reflexiones hoy son de mucha vigencia, en especial “por ese mundo tan convulso que hoy nos rodea”. De ahí la apuesta de Siruela para que sus obras sean más difundidas en el ámbito de la lengua española a través de la Biblioteca Calvino.

Crecer

Desde hace más de tres lustros, Grande está al frente de Siruela, donde ha enfrentado los vaivenes del mundo editorial en tiempos de crisis, en los que hasta se ha llegado a plantear la viabilidad del proyecto, aunque “afortunadamente las cosas van mejor en la economía en general y también para Siruela, pero sí es cierto que otras editoriales se han tenido que inxcorporar a grupos más grandes. Nosotros no nos planteamos algo así”.

“Es verdad que necesitamos crecer un poco, diversificar colecciones, abrir nuevos lectores. Ese es uno de los retos que tenemos ahora: abrir nuevas líneas y consolidar las que tenemos”, explica la editora, quien añade que también deben ser “más eficaces empresarialmente en lo que tiene que ver con los tirajes, la distribución y la promoción”.

Añade que hay que estar cada vez más atentos al lector y ser más cuidadosos con sus necesidades: “El lector es absolutamente soberano, tú te puedes empeñar en lo que quieras. Pero si a los lectores no les gusta, no va a funcionar. Al contrario, hay libros que entran suave, y de repente te das cuenta de que llevas 20, 30 o 40 mil ejemplares, y eso no es por el empeño del editor”, concluye Grande.

El catálogo es el contenido

Desde que Jacobo Siruela fundó Ediciones Siruela el sello se ha consolidado como uno de los más importantes en lengua española, donde el trabajo del editor ha resultado fundamental. Ofelia Grande afirma que “el papel del editor es cada vez más pertinente, tan solo por la sobredosis de información y de contenidos a los que tenemos acceso”.

“Si ahora mismo entras a cualquier página de libros electrónicos, no sé qué cantidad puede haber ahí de títulos a los que uno puede tener acceso gratuito. Es una locura para el lector, al igual que para el que entra en una librería tradicional y ve la cantidad de oferta que puede encontrar allí, sobre todo si no hay atrás un librero que lo ayude y lo guíe”.

Ahí es donde entra el papel de quien hace una criba previa, lo cual no quiere decir que el criterio del editor sea incuestionable: al contrario, siempre es discutible. Pero hay lectores que son más afines con el criterio de un editor o el de otro, pero sin duda es el lector quien tiene la última palabra.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.