Anuncian a ganadores del Premio Eugenio Garza Sada

Los eligen por su liderazgo social y éxito empresarial, en homenaje a la labor que realizó el fundador del Tecnológico de Monterrey.
El arquitecto Antonio Elosúa donará el dinero.
El arquitecto Antonio Elosúa donará el dinero. (Especial)

México

Autoridades de Femsa y el Tecnológico de Monterrey revelaron ayer el nombre de los ganadores del Premio Eugenio Garza Sada 2014.

El ganador en la categoría de Personas fue el arquitecto Antonio Elosúa Muguerza, mientras que en la categoría de Emprendimiento Social la obtuvo la Asociación Mexicana para la Transformación Rural y Urbana AC , y  por último, en la categoría Estudiantil el triunfador fue el Proyecto Flor de Mayo.

Antonio Elosúa, egresado de la carrera de Arquitectura del Tecnológico de Monterrey en 1962, obtuvo el premio por su labor social, pues durante su trayectoria ha trabajo en diversos proyectos, varios de ellos en pro de la educación.

Los 100 mil pesos del premio, “me gustaría donarlos a mi asociación, pues tienen 17 proyectos dentro de los cuales esta Gol por la Legalidad de este año, Haz Corto con la Corrupción, una serie de cortometrajes que han tenido mucho éxito y que se están promoviendo” mencionó en entrevista con MILENIO.

Elosúa comentó que el galardón fue una sorpresa para él, “ni siquiera sé quién me postuló”, reveló; sin embargo, dedujo que debió ser el mismo comité al que lo invitaron hace 15 años.

El también fundador del Centro Escolar Gante en Nuevo León y de la Asociación Líderes Ciudadanos, comentó que actualmente cuenta con una serie de libros que pretende publicar, los cuales consisten en guías educativas de padres de familia, así como de maestros de primaria y secundaria.

Estas obras, realizadas con el Tecnológico de Monterrey, están relacionadas con la cultura de legalidad, ya que el arquitecto considera que los jóvenes deben aprender a seguir reglas.

Después de haber obtenido el premio, Elosúa solo espera seguir trabajando arduamente en el mismo renglón, apoyar a las agrupaciones civiles altruistas: “Tenemos la casa del ciudadano para cualquier organización  que no sea religiosa ni política, y la prestamos para que tengan reuniones”, comentó.

“Seguiremos promoviendo la cultura y también vamos a continuar haciendo nuestro proyecto porque ahí tenemos el dicho de que ‘todos tenemos la culpa de cómo está México’”.

De acuerdo con el arquitecto, “no somos la solución, pero vamos a involucrar a la comunidad para que haya este cambio para nuestros hijos”.

Entre los otros galardonados, también destaca la labor social de la Asociación Mexicana de Transformación Rural y Urbana, una organización del DF que en tres décadas de existencia ha apoyado a las comunidades marginadas del país.

Los últimos ganadores, que obtuvieron el reconocimiento en la categoría estudiantil, han logrado con el proyecto Flor de Mayo propiciar el desarrollo de comunidades indígenas con un esquema empresarial para las artesanías nacionales.

Alfonso Garza, director general de Negocios Estratégicos de Femsa y miembro de Comité Directivo del galardón, destacó que “a más de 40 años de la partida de Don Eugenio, el mejor homenaje que se le puede hacer es reconocer a otros hombres y mujeres que llevaron bienestar a su comunidad”.

El Premio Eugenio Garza Sada consiste en la escultura llamada Luz interior, de Yvonne Domange, un reconocimiento escrito. En la categoría de Personas, el arquitecto Elosúa será acreedor a 100 mil pesos, los cuales donará a una asociación civil sin fines de lucro que seleccione.

La premiación se realizará el 8 de septiembre en el Centro Estudiantil del Tecnológico de Monterrey. Los galardonados se eligen por su liderazgo, su  compromiso social y su capacidad empresarial, como ejemplo de la labor que llevó en vida el empresario Eugenio Garza Sada.