20 años de "Pedro y el lobo" en México

El festejo coincide con el 80 aniversario del "Palacio de Mármol"; el clásico de Serguéi Prokófiev será presentado en dos funciones el próximo sábado.
La coreografía ha tenido gran aceptación.
La coreografía ha tenido gran aceptación. (Especial)

México

El Ballet de la Ciudad de México, dirigido por la coreógrafa mexicana Isabel Ávalos, se presentará por primera vez en el Palacio de Bellas Artes este sábado a las 13:00 y 17:00 horas, como parte de las conmemoraciones del 80 aniversario de ese recinto.

La agrupación montará la composición sinfónica Pedro y el lobo, de Serguéi Prokófiev, con la cual han trabajado desde hace dos décadas, cuando la estrenaron en el Teatro de la Danza, del Centro Cultural del Bosque, del INBA.

Durante estos 20 años, la única ocasión que esta compañía no pudo presentar esta obra —creada en 1936— fue en mayo de 2009, debido a que las autoridades culturales le solicitaron, media hora antes de iniciar la función, desalojar el teatro en el que actuarían, por el brote de influenza A/H1N1, comenta Isabel Ávalos.

“Ese día nos habló Alejandra Adame; ella estaba en la Coordinación  Nacional de Danza. Nos dijo que lo lamentaba mucho, pero que debíamos desalojar el lugar. Ya estábamos en el teatro, estaba todo montado y los bailarines listos. La función era en la mañana. Eran aproximadamente las 9:30 horas. La actuación, gratis, sería para los hijos de los empleados del INBA, y para conmemorar nuestro 15 aniversario”, menciona en entrevista con MILENIO.

Para el Ballet de la Ciudad de México, interpretar esta obra y llegar a 20 años de presentaciones tiene un significado especial: “Me llena de satisfacción que este montaje haya trascendido tantos años, porque cuando en 1994 se nos dio la beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) para presentar este proyecto, solo hubo una persona del jurado que nos apoyó. Los jurados creían que era una puesta en escena que ya se había presentado muchas veces, y que no valía la pena volverla a poner en los escenarios”, recuerda la también ex bailarina de la Compañía  Nacional de Danza (CND).

La primera temporada, en 1994, tuvo ocho funciones en el Teatro de la Danza: “Cuando las autoridades se dieron cuenta de la aceptación de la gente, de los niños, nos permitieron seguir. En aquella época el Fonca daba por este tipo de montajes 140 mil pesos, y a nosotros nos dieron 35 mil”, recuerda la coreógrafa.

En el elenco original estuvieron presentes Mónica Maldonado, María O’ Raley, Nayeli Díaz, Ligia Aguilar, Gabriela Cervantes, Mauricio Arias, Israel Barrera, Gabriel Rizo, Jorge Espinosa, Isaac Vargas, Eduardo Peláez y Enrique Oriuchi, entre otros.

Si la composición sinfónica ha sido tan exitosa, es porque su autor, Prokófiev, logró que el niño reconozca de manera especial los instrumentos musicales que se parecen a los sonidos que hace un animal: “Tomé esta obra porque su autor sentía que el mundo de los niños estaba olvidado y porque yo creía que era importante acercar al público infantil a la danza”, explica la también ex bailarina del Taller Coreográfico de la UNAM.

“Al ver como Prokófiev le atribuyó un instrumento musical a cada uno de los personajes de su sinfónica, a mí me pareció que se debía hacer lo mismo con la danza: la flauta, que interpreta al pajarito, representa el ballet; el oboe, que se relaciona con el pato, está vinculado a la danza contemporánea, y el clarinete del gato tiene movimientos del jazz, entre otros”, comenta Ávalos.

Hasta gratis

Pero llegar a 20 años de representaciones de Pedro y el lobo no ha sido sencillo, pues, según explica Isabel Ávalos, siempre han sido  una compañía independiente y, por lo tanto, no cuentan con  subsidios.

Alguna vez tuvieron que dar una función gratuita en 1997 para las personas que se quedaron afuera del Teatro de la Danza: “Eran tantas personas que tuve que hablar primero con David Arredondo, entonces coordinador del lugar; después con los bailarines para pedirles que diéramos una segunda función para la gente que se había quedado afuera. Más tarde con los técnicos, para convencerlos de que me apoyaran aunque no hubiera paga, y finalmente con la Coordinación  Nacional de Danza, y dimos la función gratuita”.

La compañía no tiene la beca México en Escena. Vive de las funciones y eventos que dan anualmente: “No podemos competir con las agrupaciones que tienen algún tipo de subsidio. Le decimos a los jóvenes bailarines que el Ballet de la Ciudad de México es un formador. En los primeros años de la agrupación nos apoyó la Sociedad Mexicana de Danza”, explica.

Más de mil funciones

El Ballet de la Ciudad de México ha representado Pedro y el lobo en más de mil ocasiones.

Durante dos décadas en la puesta en escena han participado 60 bailarines. Se han presentado en toda la República.

La compañía fue fundada en 1991, después de una serie de cursos que organizó e impartió la Sociedad Mexicana de Danza, para darle oportunidad a jóvenes bailarines.