El ITESO inició sus festejos del 60 aniversario

Se realizaron un par de conciertos con la interpretación de la Sinfonía jesuita de Venus Rey Jr
Esta obra épica fue interpretada ante un auditorio Pedro Arrupe, SJ, que lució concurrido en sus dos funciones
Esta obra épica fue interpretada ante un auditorio Pedro Arrupe, SJ, que lució concurrido en sus dos funciones (Cortesía)

Guadalajara

El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) inició los festejos de su 60 aniversario con un par de conciertos en los que se interpretó la Sinfonía jesuita de Venus Rey Jr.

Después de leer San Ignacio, solo y a pie, de José Ignacio Tellechea, SJ, el compositor encontró las notas que podrían acompañar la vida del santo y que lo inspiraron para componer la Sinfonía jesuita.

Esta obra épica fue interpretada ante un auditorio Pedro Arrupe, SJ, que lució concurrido en sus dos funciones, por la Orquesta Filarmónica 5 de Mayo, dirigida por Fernando Lozano. A las mismas acudieron integrantes de la comunidad universitaria, público en general y funcionarios públicos.

José Morales, SJ, rector del ITESO, durante la primera velada dio la bienvenida recordando a los 111 tapatíos que el 31 de julio, pero de 1957, firmaron el acta constitutiva de la universidad con el deseo de construir una casa de estudios que preservara la búsqueda de la verdad, la creación cultural y formas de convivencia cada vez más humanas y justas. "Porque estos deseos siguen vivos, el lema de esta celebración es 60 sueños de esperanza, ya que creemos que el futuro puede ser más bello que todos los pasados, como dijo Teilhard de Chardin", afirmó el Rector.

"La vida de San Ignacio de Loyola es épica", dijo Venus Rey Jr. en la introducción a la obra, en la que recordó el libro que lo inspiró a componer. "Conforme avanzaba en la lectura, fue surgiendo en mí la idea de componer una música, también épica, inspirada en San Ignacio, que hiciera justicia a su enorme figura. Así nació la Sinfonía jesuita".

El autor compartió estas palabras antes de que comenzará el concierto, que abrió con la obra Chacona en Mi menor de Dietrich Buxtehude y Carlos Chávez. Relató los seis meses de trabajo arduo que le tomó componer los nueve movimientos, salpicados de escenas que retratan momentos claves en la Compañía de Jesús, y su emoción al recibir la carta del entonces Padre General, Peter-Hans Kolvenbach, SJ, como respuesta a su gesto de haber llevado a Roma las partituras, en mayo de 2005.

Al público se le otorgó una guía escrita en el programa para darle seguimiento a la música. Movimiento tras movimiento los presentes fueron reviviendo algunos de los pasajes más representativos de la vida de San Ignacio. De la obra destaca que el primer movimiento está escrito en compás irregular de 5/4 con el cual el compositor quiso simular los pasos cansados de Ignacio caminando por las montañas de Guipúzcoa. Para la concepción del santo de convertirse en caballero de Cristo, la sinfonía adquirió tono de marcha, en el segundo movimiento.

Para esta sinfonía, Venus Rey Jr. utiliza en las letras cantos de alabanza en latín característicos del carisma jesuítico, como Ad maiorem dei gloriam que se traduce como "para mayor gloria de Dios", lema de la Compañía de Jesús, entre otros textos. Las celebraciones por los 60 años del ITESO continuarán hasta el 23 de septiembre de 2018, con diversas actividades para la comunidad universitaria y el público general.

SRN