• Regístrate
Estás leyendo: Andriacci trae los cielos de Oaxaca a la CdMx
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 19:32 Hoy

Andriacci trae los cielos de Oaxaca a la CdMx

El artista exhibe trabajos que van desde óleos hasta esculturas monumentales.

Publicidad
Publicidad

Oswaldo Rojas

El artista Fernando Andriacci, quien se dice influenciado por los movimientos magisteriales que “incendiaron” Oaxaca en 2006, expone en La vida y el sentimiento a través del color 110 obras en la Secretaría de Gobernación (Segob), que van desde óleos, pasando por vasijas y cerámicas, hasta esculturas monumentales.

“Con esta exposición lo que yo quería era salir un poco de mi estado y compartir todo este trabajo con los demás”, dijo el artista a MILENIO, que añadió: “Para mí es traer los colores y los cielos de Oaxaca a la Ciudad de México”.

La de Andriacci es una muestra del dominio sobre su propio estilo, al cual con el tiempo integró más técnicas dado que, a diferencia de otros artistas que se concentran en una sola expresión, él prefiere trabajar con varias para diferenciar los conceptos que interpreta.

Esculturas y cuadros con motivos de animales resultan los más atractivos, a los que el artista oaxaqueño recurre con mayor frecuencia para expresar la visión artística de su pueblo.

“Los animales como el elefante, el toro, el caballo y las libélulas son elementos que desde niño me han fascinado y con los que interactué de cerca. Imágenes más recientes en mi obra son la mujer con rebozo, como homenaje a las mujeres oaxaqueñas, y la figura de (Benito) Juárez.

“Independientemente de mi experiencia, creo que se tratan de figuras místicas para mi pueblo. La muestra es una recreación del contacto entre mi visión y esa historia social”.

El trabajo de Andriacci destaca por mostrar una combinación constante de materiales antiguos, como el uso de la grana cochinilla como pigmento, hasta el de otros más modernos como la piroxilina que Siqueiros llegó a utilizar también. Según él, manejar diversos materiales en sus obras le ayuda a obtener resultados diversos, aunque al final siempre mantiene una relación entre su lenguaje visual, la idea originaria y el material con el que trabaja.

Sus obras le han merecido el reconocimiento en países como EU, Alemania y Japón , en donde aprendió que “la función de un artista es compartir algún tipo de experiencia con el espectador, y no hablo del coleccionista, sino del grueso de la población.

“Me parece que de un tiempo para acá se han vuelto muy elitistas los círculos de arte por la abundancia de galerías privadas. En la población existe un hambre de poder visualizar e interactuar con el arte. Compartir eso es lo quise hacer con La vida y el sentimiento a través del color”.

La muestra (en Atenas y Abraham González) tiene entrada libre.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.