• Regístrate
Estás leyendo: Analizan en Puebla desafíos del libro y la lectura
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 11:50 Hoy

Analizan en Puebla desafíos del libro y la lectura

El encuentro, inaugurado por María Cristina García Cepeda; por vez primera se reúnen en un mismo espacio mediadores, promotores, libreros y bibliotecarios.

Publicidad
Publicidad

Como una manera de impulsar la reflexión sobre los desafíos que tiene el mundo del libro y la lectura en las sociedades contemporáneas, al tiempo de reconocer el trabajo de miles de hombres y mujeres que participan de esos esfuerzos, la Secretaría de Cultura del gobierno federal encabezó la inauguración del encuentro Puebla, Capital de Lectura.

Por primera vez se reúnen en un mismo espacio tres de las actividades íntimamente relacionadas: el Encuentro Nacional de Mediadores de Salas de Lectura, titulado Migración y lenguas indígenas; el Encuentro Nacional de Libreros Al encuentro de los lectores: el reto de las librerías, y el Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas El nuevo escenario cultural: retos y áreas de oportunidad.

“Por primera vez se lleva a cabo un encuentro de esta naturaleza y alcance en nuestro país, centrado en los canales de distribución y acceso a los materiales de lectura y la trascendencia de quienes laboran en ellos: bibliotecarios, libreros y promotores y mediadores de salas de lectura. Reconocemos en ustedes una de las grandes fortalezas del sector cultural”, aseguró María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura.

Durante la ceremonia de inauguración del amplio programa de actividades, celebrado en el Centro Expositor y de Convenciones de Puebla, la funcionaria federal reconoció el trabajo de las más de 20 mil personas que participan en las bibliotecas públicas, las librerías y las salas de lectura: más de 7 mil 400 bibliotecas, 3 mil 330 salas de lectura y los “libreros que prestan servicio en toda la República, tanto del sector privado como de la red que opera la Secretaría de Cultura”.

“Este encuentro es un fructífero intercambio de experiencias y conocimientos, de ideas y reflexiones, de propuestas y recomendaciones, un estímulo y una fuente de enriquecimiento del trabajo cotidiano de los promotores del libro”, enfatizó García Cepeda ante el gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad.

La secretaria señaló que todos los participantes en el esfuerzo lector cumplen la tarea de poner los libros en medio de la conversación, en las manos de las personas, en el corazón y la mente de los lectores: “Contribuyen a mantener vivo ese fuego de la conversación del que habla Gabriel Zaid, que es nuestra cultura”.

Durante la ceremonia se enfatizó la importancia Puebla, ya que fue la segunda ciudad de la época novohispana en contar con una imprenta y la primera con una biblioteca pública, como la Palafoxiana, donde se “buscará que el hábito de la lectura llegue a distintos sectores sociales, porque hoy más que nunca urge una visión social que nos permita mantener el horizonte de orientación hacia la paz social”, según expresó el mandatario poblano.

RETOS Y PERSPECTIVAS

Uno de los programas de fomento a la lectura más reconocidos en el ámbito hispanoamericano es el de Salas de Lectura, el cual atraviesa por un proceso de renovación a fin de mantener activo el “músculo” que representa el fomento a la lectura en nuestro país, a decir de Angélica Vázquez del Mercado, directora general adjunta del Programa Cultural Tierra Adentro, de la Dirección General de Publicaciones, encabezada por Marina Núñez Bespalova.

“Leer es padre, es bonito, abre las puertas de la imaginación, pero lo más importante es trabajar con Hacienda, Marina o Turismo para hacer vínculos que nos permitan llegar a todos. Quienes ya leen, qué bueno, pero nosotros queremos que ese músculo llegue a aquel que no sabe para qué le sirve leer más allá de divertirse y pasar el rato”, continuó Vázquez del Mercado.

Así, por ejemplo, de las poco más de 3 mil 400 salas de lectura que se tienen contabilizadas, alrededor de mil 800 trabajan semanalmente, lo que no significa que las otras no cumplan, sino más bien que no tienen la misma constancia. Pero el propósito es generar esas comunidades: “No queremos un lector que lea 12 libros; eso no es lo más importante, sino queremos gente que trabaje en distintos ámbitos de la vida cotidiana.

“La idea de Capital de lectura es justamente hablar de la fortaleza en términos de infraestructura, pero también del recurso humano que son nuestros libreros, bibliotecarios y mediadores, ese capital como un valor que te permite exponenciar el trabajo, llevarlo a buena parte del país”, resaltó también la directora de Tierra Adentro.

En el encuentro Puebla, Capital de Lectura, durante tres días se reunirán especialistas en los ámbitos bibliotecario, librero y de fomento a la lectura, con diversas mesas de trabajo que van desde los retos para pensar la lectura en América Latina y sus prácticas en espacios públicos, hasta las prioridades de las bibliotecas en la agenda cultural, la prevención de desastres en bibliotecas y la relación entre las ferias y las librerías, en un programa que fue organizado por las Direcciones General de Bibliotecas, de Publicaciones y de la Red de Librerías Educal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.