• Regístrate
Estás leyendo: Alí Chumacero: una mirada a 100 años de su nacimiento
Comparte esta noticia

Alí Chumacero: una mirada a 100 años de su nacimiento

El 9 de julio de 1918 nació en Acaponeta, Nayarit, el poeta, ensayista y editor Alí Chumacero Lora, una de las plumas más reconocidas de la literatura mexicana del siglo XX.
Publicidad
Publicidad

Este 9 de julio se cumplen 100 años del natalicio del poeta, ensayista y editor mexicano Alí Chumacero, quien nació un día como hoy, pero de 1918, en Acaponeta, Nayarit. 

Con motivo del su centenario, recordamos datos de su biografía, algunos de sus libros y frases de su obra poética.


Alí Chumacero Lora nació en la ciudad nayarita de Acaponeta, pero siendo muy joven se mudó con su familia a Guadalajara. A los 19, emigró a la Ciudad de México para iniciar sus estudios superiores en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. En sus años de estudiantes, Chumacero conoció la pobreza, pero también la amistad de algunos migrantes españoles y la riqueza cultural del México de aquel entonces.

En 1940, fundó la revista literaria Tierra Nueva, junto con Jorge González Durán, Leopoldo Zea y José Luis Martínez. En 1944, publicó su primer libro de poesía: Páramo de sueños, que fue seguido cuatro años después por Imágenes desterradas (1948).



Cuando aún no había flores en las sendas
porque las sendas no eran ni las flores estaban;
cuando azul no era el cielo ni rojas las hormigas,
ya éramos tú y yo.
"Poema de amorosa raíz"

Su tercer libro de poesía recibiría el título de Palabras en reposo (1966). Además de su obra literaria, Chumacero también fue reconocido por su impecable labor como editor: trabajó durante años en el Fondo de Cultura Económica, y entre sus trabajos más reconocidos está la edición de la obra cumbre de Juan Rulfo, el inmortal Pedro Páramo.

En 1964, fue elegido Académico de número de la Academia Mexicana de la Lengua. Además, por su trabajo editorial y literario se hizo acreedor a diversos premios; entre ellos se encuentran:

  • El Premio Xavier Villaurrutia (1984).
  • El Premio Internacional Alfonso Reyes (1986).
  • El Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Lingüística y Literatura (1987).
  • El Premio Estatal de Literatura Amado Nervo (1993).
  • La Medalla Belisario Domínguez, la máxima condecoración que otorga el Senado de México a ciudadanos eminentes (1996).
Nacida para mi caricia,
con un perdón que olvida y un comienzo
de éxtasis y aromas,
me acerco hacia tu aliento,
tu oído con mis labios toco y digo
que nuestro amor es agonía,
que escuches mi temor y mi palabra de humo
y que yo, como tú, de noche oigo
cómo se pierde el pensamiento,
confuso entre mi carne y tu recuerdo.
"Entre mis manos".

FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.