IP y académicos alertan del peligro de recortes a salud

Instan a reconsiderar ya que impactará de manera negativa en el control de enfermedades, el desarrollo económico y el combate a la pobreza.

México

La industria farmacéutica, académicos y organizaciones de la sociedad civil solicitarán a la nueva legislatura en la Cámara de Diputados y el Senado, a la Secretaría de Hacienda y al Jefe del Ejecutivo reconsiderar el recorte presupuestal de 10 mil millones de pesos al sector salud, ya que impactará de manera negativa en el control de enfermedades, el desarrollo económico y el combate a la pobreza.

Héctor Valle, director general IMS Health, compañía líder en proveer tecnología, auditorías, servicios y consultoría para el sector salud, explicó que en términos laborales un paciente con diabetes, quien cuenta con tratamiento oportuno, pierde 1.2 días por año, en tanto que un pacientes que tiene complicaciones pierde 44.3 días.

En la presentación de la iniciativa colectiva Por un México saludable como garantía de nuestro futuro, Valle explicó que presentarán a las autoridades evidencia sobre el grave error que representará reducir el presupuesto considerando que, por enfermedades crónicas, de acuerdo a la Confederación Patronal de la República  Mexicana, se registra una pérdida anual de la productividad de 11 mil 500 millones de pesos.

“El Instituto Mexicano para la  Competitividad (Imco) ha señalado que las pérdidas por ausentismo laboral, causadas por obesidad, equivalen a 32 por ciento de los empleos formales creados en 2014”, señaló Valle.

Los costos médicos por tratar la diabetes ascienden a 65 mil 584 millones anuales y a 10 mil 13 millones por muerte prematura; a 400 millones de horas laborales lo que equivale a 12 mil 157 millones de pesos. Ello da un total de 87 mil 754 millones de pesos.

Dagoberto Cortés Cervantes, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos (Anafam), Luis Calderón, presidente de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (Amiif) y Pablo Escandón Cusi, presidente del consejo directivo de la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) consideran esencial construir un frente común en defensa del presupuesto de salud porque es la inversión que garantiza el “futuro de México”.

En el país se invierte 6.2 por ciento del PIB en salud (3.12 por ciento es pública y 3.08 por ciento privada), lo que lo pone 34 por ciento por debajo de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que se ubican en 9.3 por ciento.

De ese porcentaje, la inversión pública se ha reducido al pasar de 3.12 por ciento en 2012 a 2.86 por ciento en 2015, trayendo consecuencias negativas al desarrollo por el crecimiento y falta de control de enfermedades crónicas y degenerativas por parte de IMSS, Issste y Seguro Popular.  

“México es visto en el mundo como un país de viejos, enfermos y obesos”, abundó José Alarcón Irigoyen, líder en el sector salud de PwC México, empresa presente en 158 países dedicada a resolver problemas de operatividad.

El presidente de Anafam explicó que este gobierno ha caído en una “gran incongruencia” dado a que  uno de los programas que se verán severamente afectados es el de vacunación: “Hace dos semanas, nos enteramos que cinco de las vacunas más importantes para niños de uno a cinco años tuvo un recorte importante al parecer de mil 200 millones de pesos”.

Cuestionó que el gobierno federal difunde cifras como, por ejemplo, que en el Seguro Popular hay 52 millones de afiliados, cuando solo han construido 114 hospitales nuevos, “¿dónde se atienden? No cuadran los números, parece que todo México tiene seguridad social, pero la realidad es que siguen sin tener acceso 22 por ciento”.

Para Funsalud aún hay 18 millones de mexicanos que no tienen acceso a ningún tipo de seguridad social, sin considerar que los que la tienen no siempre cuentan con un servicio oportuno y de calidad.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]