Alemania alista su llegada como invitado de honor

Ya el año pasado Alemania había montado un pabellón en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil.

México

Ya el año pasado Alemania había montado un pabellón en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij) con muy buenos resultados, por lo que cuando les llegó la invitación para participar como país invitado de honor en 2016 no dudaron en aceptar la convocatoria, bajo el convencimiento de que México se ha convertido en una plataforma muy importante para ofrecer un panorama de sus producción literaria para niños y jóvenes.

“Para nosotros”, cuenta Sven Mensing, coordinador de la presencia alemana en la Filij, “resultaba importante presentar el panorama de literatura infantil y juvenil, porque el mercado en Alemania es muy grande, tenemos grandes autores e ilustradores y pensamos que en México sólo son conocidos algunos de ellos y queremos aprovechar esta oportunidad para presentar tanto a autores ya conocidos como a algunos jóvenes, sobre todo ilustradores, porque especialmente para la literatura infantil, la ilustración casi es más importante que el texto”.

Así, en la selección de los invitados trabajaron de manera estrecha con los organizadores de la Filij y con las editoriales mexicanas, porque no tenía sentido presentar a alguien que no tuviera traducción o cuyo libro no estuviera disponible en México, lo que propició incluso que algunas editoriales mexicanas adelantaran la publicación de algunos títulos.

Entre ellos se encuentran Los niños del tren, Dirk Reinhardt; o Maggie y la ciudad de los ladrones, de Patrick Hertweck, a quienes Sven Messing considera como autores que no resultan tan conocidos en México, pero que son dueños de una imaginación que urge difundir, a diferente de escritores con amplio reconocimiento, como Julia Friese, Kirsten Boie o Sebastian Meschenmoser.

De acuerdo con el también director de la Biblioteca del Instituto Goethe, dentro del programa de Alemania destacan sendas exposiciones: Look! Ilustración alemana actual, compuesta de los trabajos originales de 30 artistas, acompañada de libros de 55 artistas.

A esa muestra se suma La vuelta al mundo en 70 mapas, en la cual se representan lugares reales o ficticios que se pueden localizar en los libros infantiles de los últimos siglos.

Su programa cultural se complementa con un concierto del DJ Sepalot, en un ensamble musical con un grupo de rap zapoteco, originario de Juchitán, Oaxaca, Ba’du bazendu’.

Para Sven Mensing, el objetivo primordial del programa alemán para la Feria Internacional Infantil y Juvenil, a inaugurarse el próximo viernes en su nueva sede, el Parque Bicentenario, es incentivar y colaborar con editoriales mexicanas para poder establecer un diálogo literario y editorial, que permita la publicación de traducciones.

“Hay una escena muy activa en Alemania que apenas se está dando a conocer en el mundo, incluso todas las editoriales alemanas especializadas quisieron mandar una muestra de sus publicaciones para exhibirse en México, en la feria más importante para la literatura infantil y juvenil”, en palabras del coordinador.