Diez palabras en alemán que necesitamos tener en español

¿Te ha pasado que sientes algo que no puedes describir? Quizá en alemán existan las palabras correctas.
La histórica Puerta de Brandeburgo en Berlín.
La histórica Puerta de Brandeburgo en Berlín. (Especial)

Ciudad de México

Una de las peculiaridades del lenguaje es que cada comunidad de hablantes utiliza sólo las palabras que necesita para referirse a su realidad. De ahí que existan los argots: grupos de palabras —generalmente tecnicismos— recurrentes y específicos en una u otra profesión o grupo social.

Dato ñoño: En lingüística, los argots se llaman sociolectos, y se definen como la forma de hablar de un grupo de personas que pertenecen al mismo grupo sociocultural.

TE RECOMENDAMOS: Típico de un mexicano: usar números al hablar con alguien

Dato curioso (y ñoño también): en finés existen unas 40 palabras para hablar de la nieve y sus facetas: nieve flotando sobre el agua, lluvia de nieve, lluvia de nieve con viento fuerte, tormenta de nieve… Ya entendieron el punto.

El terreno de las emociones parecería algo más universal. Todos nos enamoramos, lloramos, sentimos dolor o euforia. Pero, como ocurre en Finlandia con la nieve, cada comunidad de hablantes conforma sus propias palabras según sus necesidades de comunicación.

Los alemanes, por ejemplo, son expertos en crear palabras compuestas —el alemán es una lengua aglutinante— que resumen sensaciones que todos conocemos, pero que podríamos definir sólo en una oración kilométrica o que simplemente no podríamos nombrar.

Aquí hay diez ejemplos:


ASS