• Regístrate
Estás leyendo: Aleatoria
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 20:23 Hoy

Aleatoria

Escolios


Publicidad
Publicidad

“Aleatoria” es un breve relato de ficción que abre un provocador libro sobre justicia distributiva de Barbara Goodwin, Justice by Lottery, publicado en 1992. Aleatoria es un país de 200 millones de habitantes asentado en lo que anteriormente fue el Reino Unido, el cual tras una época de violencia y caos, y gracias al descubrimiento providencial de un libro que contenía el método aleatorio, decidió aceptar un innovador sistema político y económico donde, a partir de un piso educativo y de bienestar común, todas las funciones sociales, los niveles de ingreso y el uso de bienes suntuarios se definen por una lotería. Esta lotería se renueva periódicamente, más o menos cada lustro, de manera que ningún habitante se encuentra atado permanentemente a una jugada de azar y puede conocer los más diversos oficios y horizontes de vida. Las tareas de representación política y ejercicio de gobierno también se realizan por sorteo y, cada cierto lapso, diversos ciudadanos son elegidos como representantes de los intereses del oficio que desempeñen en ese momento. La selección azarosa garantiza una auténtica pluralidad, sin necesidad de mantener una clase política profesional, fosilizada y corrupta. Las funciones gubernamentales, desde la administración hasta la policía, también son realizadas por sorteo y por tiempo limitado, lo que evita crear espíritu de cuerpo, intereses profesionales o leyes de hierro burocráticas. Solamente algunas profesiones, cuyas características implican una alta especialización y una dedicación de por vida, como la medicina o la investigación científica, son practicadas por algunos que manifiestan vocación especial, aunque su retribución no está ligada a su desempeño profesional, lo que elimina la ambición como motivación principal y evita la formación de mafias profesionales que conciban la salud o la ciencia como una mercancía. Pese a este imperio del azar y la indeterminación, la vida en Aleatoria suele ser retadora y emocionante y la conciencia de que cada uno puede ocupar un lugar cambiante en la rueda de la fortuna despierta hondos sentimientos de simpatía y cohesión. No es extraño que Goodwin, conocida estudiosa del género utópico, utilice un divertimento imaginativo para proponer un ejercicio de especulación social, en el que, en lugar de la política convencional y sus frecuentes incentivos perversos, se abre a una opción más azarosa, pero quizá, paradójicamente, más justa y eficaz que la que priva en muchas sociedades.

@Sobreperdonar

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.