Leer permite dar sentido al universo, dice Manguel

El escritor argentino habló sobre el proceso histórico de la lectura y de la creación literaria.
Firmó algunos libros del público.
Firmó algunos libros del público. (Especial)

México

Dentro del programa de actividades de la Feria Internacional del Libro de Arteaga, en Coahuila, el escritor argentino Alberto Manguel ofreció la conferencia “Historia de la lectura”. En su ponencia, mediante referencias históricas, se encargó de explicar el significado que tiene la narración y el poder de la escritura para la humanidad.

“Leer significa interpretar el mundo —sostuvo el escritor—; nos permite imaginar una experiencia antes de tenerla, nos da la oportunidad de ir más allá del horizonte sin tener que movernos; es esta misma imaginación la que nos permite interpretar al mundo y construir una narración, contar historias con ayuda de los elementos que percibimos con los sentidos, en sí, nos permite darle un sentido al universo”.

El escritor leyó un fragmento de una carta de hace más de 3 mil años en Mesopotamia, e hizo la relación de cómo a través de la lectura podemos suprimir los obstáculos del tiempo: “Cuando leemos podemos conversar con los muertos” pues el uso de los signos que componen el lenguaje escrito, fueron usados, formulados y creados por personas en otras épocas; leyendo conversamos con quienes asentaron ese texto.

El también ganador del premio McKitterick en 1992 ahondó en lo que sucede durante el proceso de lectura de una persona, pues todo texto escrito implica siempre la presencia de tres personas, la primera persona del singular, la segunda persona del singular y la tercera persona del singular: el que escribe, el que lee y el personaje.

Citando a Jorge Luis Borges, Alberto Manguel explicó esta complicidad entre el lector y el escritor para inmortalizar la creación literaria. “Cuando el texto está acabado, el texto muere y permanece sin vida hasta que alguien lo lee”. Por tanto, en esta suerte pactada “el autor le dice al lector ‘te voy a contar una mentira y si aceptas esa mentira, esa mentira se convierte en verdad’ y el lector acepta la mentira como verdad para reconocerme en tu mentira”, sostuvo el escritor.

Evocando pasajes de diversos textos clásicos como La epopeya de Gilgamesh, Cien años de soledad, o El Quijote de la Mancha, habló sobre el proceso histórico de la lectura y de la creación literaria. De igual forma usando de referencia La biblioteca de Alejandría explicó la importancia y el significado de los sustentos físicos de las narraciones: los libros y las bibliotecas.

Para finalizar su participación, Manguel reflexionó en torno a la premisa de que toda lectura implica una cierta ética, es decir una responsabilidad social, en este sentido invitó al auditorio a no dejar de actuar ante la vida. Al finalizar el evento, se tomó el tiempo para autografiar algunos libros de los asistentes.