Afirman que hay aguas termales en luna de Saturno

Un estudio de un explorador espacial de la NASA indica que bajo la superficie congelada de Encélado hay agua caliente burbujeando.
Según el estudio, Encélado, una pequeña luna de Saturno, tiene aguas termales bajo su superficie congelado.
Según el estudio, Encélado, una pequeña luna de Saturno, tiene aguas termales bajo su superficie congelada. (AP)

Los Ángeles

Una investigación de una misión no tripulada de la reveló que hay aguas termales burbujeando bajo la superficie congelada de una pequeña luna de Saturno.

De confirmarse, la luna Encélado sería el otro único cuerpo en el sistema solar además de la Tierra donde agua caliente y rocas interactúan bajo tierra.

La actividad convertiría a la luna en un lugar aun más atractivo para la caza de vida microbiana. En la Tierra, científicos han hallado formas extrañas de vida en fuentes hidrotermales en el lecho oceánico donde no llega la luz solar.

La investigación proviene de Cassini, un explorador espacial de la NASA y la agencia espacial europea que fue lanzado en 1997 para analizar Saturno y sus numerosas lunas desde la órbita. Previamente descubrió un océano inmenso bajo el hielo de Encélado y una columna de gas y hielo que surge de grietas en la región del polo sur.

En el estudio más reciente, un grupo encabezado por el miembro del equipo Cassini Sean Hsu, de la Universidad de Colorado campus Boulder, utilizó observaciones del explorador espacial y modelos computacionales para mostrar que la columna está conectada a lo que está sucediendo en el lecho marino lunar.

Juzgando por su tamaño y configuración, el equipo cree que partículas en la columna son el resultado de agua caliente entrando en contacto con rocas en el lecho oceánico. El agua rica en minerales resultante surge entonces a través de la corteza de hielo y explota hacia el espacio como una columna de gas y hielo. Algunas partículas se instalan alrededor de Saturno, reabasteciendo su anillo más grande.

El nuevo trabajo indica además que el océano es más profundo de lo que se calculó previamente: más de 50 kilómetros (30 millas) de profundidad bajo la corteza de hielo. No proporcionó detalles sobre qué tan grande podría ser el océano, pero el equipo Cassini dijo el año pasado que podría ser tan grande como el Lago Superior, en Norteamérica.

Cassini debe lograr una mejor observación de la columna más adelante durante este año cuando vuele hacia a través de ella, pasando 50 kilómetros (30 millas) sobre la superficie de Encélado.

Los hallazgos fueron publicados en la edición en internet del miércoles de la revista Nature.

En un editorial acompañante, Gabriel Tobie, de la Universidad de Nantes, en Francia, dijo que el medio ambiente bajo la superficie de Encélado parece similar al sistema submarino de aguas termales y elevadas espirales apodado "Ciudad Perdida" que se encuentra en la mitad del Océano Atlántico.

Se requerirían misiones futuras, como un explorador que se pose en la superficie de Encélado, para "revelar por completo los secretos de sus aguas termales", escribió.