En agosto, nuevo titular de la Sinfónica del IPN

Actualmente sin director, la agrupación busca forjar identidad con su comunidad, dice el responsable Difusión y Cultura, Daniel Leyva.
El próximo año la orquesta celebrará medio siglo de existencia.
El próximo año la orquesta celebrará medio siglo de existencia. (OSIPN)

México

A un año de cumplir medio siglo de existencia, la Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional (OSIPN) ha logrado que la comunidad del IPN se sienta orgullosa de ella, de sus logros y proyectos. En este sentido se pronuncia Daniel Leyva, director de Difusión y Fomento a la Cultura de la institución educativa.

Cuando inició su gestión en el Politécnico, el también poeta y novelista decía: “espero que se sientan tan orgullosos de su orquesta como de sus equipos deportivos”. Ahora, afirma en entrevista, “se sienten más orgullos de la orquesta que de los equipos deportivos, porque cuando menos la OSIPN ya ganó una de las Lunas del Auditorio Nacional con el disco De jolgorios y velorios, con la cantante Susana Harp. Eso va forjando identidad”.  

La OSIPN iniciará la temporada 2014 bajo la conducción de Juan Carlos Lomónaco, director huésped, y Juan Alejandro Pérez como solista. Mañana y el sábado, la orquesta interpretará la obertura Egmont Op 84 de Beethoven, el Concierto para corno y orquesta No. 4 en Mi bemol Mayor, K. 495 de Mozart y la Sinfonía No. 2, Op. 73 en Re Mayor de Brahms.

En la comunidad politécnica se va fortaleciendo una cierta identidad por la orquesta, asegura Leyva. “Va creciendo el sentimiento de orgullo de tener un grupo artístico que se presenta en Bellas Artes, en el Auditoria Nacional, que hace ópera y que presenta algunos de sus conciertos por televisión. El 30 de abril habrá una presentación muy especial: vamos a invitar a muchachos de entre 12 y 18 años, hijos de maestros y egresados del Politécnico que tocan algún instrumento (algunos de ellos están en orquestas juveniles) y se van a incorporar a la orquesta”.

Nacida como una orquesta de cámara, la OSIPN pasó por momentos en que se le apoyaba o se le dejaba de apoyar, cuenta Leyva. “Lo que ahora tratamos de hacer, y en eso estamos, es dotar a la orquesta de una estructura como la de cualquier otra orquesta profesional. Por ejemplo, ya existe una gerencia artística, dirigida por Claudia del Águila, lo que refuerza su infraestructura. El siguiente paso será crear una biblioteca para las partituras y un recinto más adecuado para guardar los instrumentos”.

Por el momento la orquesta no cuenta con director artístico, pero Daniel Leyva considera que, hacia agosto, se designará a alguien de gran trayectoria. “Habrá que preparar el programa para el 2015, por los 50 años de la orquesta, que será uno de los primeros requisitos que les pediremos a los candidatos a director. La OSIPN se está manejando con directores huéspedes desde agosto pasado y así nos vamos a ir hasta junio de este año. Se están haciendo encuestas entre el público, los músicos y la comunidad interesada para formar una terna. Se propondrá una terna y yo la llevaré a la directora general del IPN, Yoloxóchitl Bustamante Díez, quien tomará la decisión final”.

Uno de los programas más importantes de la temporada se presentará el 14 de mayo en Bellas Artes, explica el funcionario. “Festejamos 50 años de la inauguración de Zacatenco en Bellas Artes, que será también el regreso de Enrique Arturo Diemecke al palacio y a México. Diemecke va a dirigir la Novena sinfonía de Beethoven con el Coro de Bellas Artes y el Coro del IPN (solo faltan los cantantes). Para nosotros es importante ir a Bellas Artes y, además, ir con Diemecke. En el momento en que dirige la OSIPN forma parte de los posibles candidatos a director titular”.

Además de presentarse en las salas de conciertos más importantes del país y encuentros culturales como el Festival Internacional Cervantino, la OSIPN ha grabado ocho discos compactos.